Winston-Salem.- Medio centenar de personas dieron un paso adelante hacia la reforma migratoria, resolviendo sus dudas legales, tributarias y consulares en el evento “Pregúntele al abogado” en las inmediaciones de la oficina de Qué Pasa.

Abogados de inmigración, tráfico, derecho familiar y otras ramas, así como un especialista en impuestos y un representante del Consulado de México en las Carolinas, pasaron la tarde del viernes pasado dando consultas gratuitas para resolver dudas de la gente con miras a posibles cambios en las políticas migratorias en el país, así como el permiso de conducir para indocumentados que podría aprobarse en Carolina del Norte próximamente.

“Es muy importante que hagan su declaración de impuestos por lo menos de los últimos cinco años”, explicó Milton Hernández de la empresa CIMA Taxes. “Aunque no tenga todos los formularios y documentos, existe maneras de hacerlo”.

Para él, se debe tener atención especial en esto aunque la persona haya estado haciendo sus declaraciones con un ITIN. Según Hernández, el 85% de las auditorías del IRS es a personas con este tipo de documento.

“El ITIN es como un arma de doble filo porque puede funcionar como una identificación, pero también trae complicaciones cuando no se hacen bien la declaración y se incluyen errores”, dijo él. “Con la reforma migratoria, el IRS va a revisar todos los detalles y podrián ahí brincar problemas, por lo que es preferible hacer una enmienda a tener en archivo una declaración mal hecha”.

Mientras tanto, el abogado de inmigración Carlos Osegueda se pronunció sobre la ley HB 786, que propone otorgar licencias de conducir a personas indocumentadas, junto con otras provisiones más complicadas.

“Si se aprueba esa ley, no me sorprendería que después sea declarada inconstitucional”, dijo el abogado de la firma AG Linnet & Associates. “Para obtener una licencia de manejo con esa ley, los costos serán muy altos y también habrá problemas para aplicar la ley”.

Acerca de cómo prepararse ante la reforma migratoria, Osegueda sugirió comenzar a recolectar los documentos personales y asegurarse que estén correctos, como por ejemplo que el acta de nacimiento tenga los nombres escritos correctamente y que ambos padres aparezcan en ella.

“Es importante fijarse en esto porque por ejemplo, para procesar un perdón familiar, es necesario comprobar que el padre es quien dice que sea”, argumentó el.

Mientras tanto, Ricardo Peral, representante del Consulado de México, mencionó que para tramitar un pasaporte que serviría como identificación al momento del proceso de legalización de estatus migratorio, es importante tener un acta de nacimiento en original, así como alguna identificación oficial con fotografía, aunque esté expirada.

En caso de no tenerla, dijo que es posible mandar pedir una constancia municipal con sello del Ayuntamiento, misma que debe ser enviada del lugar de origen de donde es la persona.