Greensboro.- Renuente por motivos de seguridad a aceptar las identificaciones que FaithAction International House otorga a personas inmigrantes en Greensboro, el sheriff BJ Barnes asegura tener un interés de trabajar con la comunidad hispana para mejorar las relaciones y evitar que sean víctimas del crimen.

Recién reelecto a su quinto término como alguacil del condado Guilford, Barnes habló con Qué Pasa acerca de sus esfuerzos para servir a la comunidad hispana que radica en el área.

“Queremos continuar trabajando con ustedes, cada día tratar de asegurarnos de proveer los recursos para tener una comunidad segura”, dijo el sheriff como invitación a las familias latinas para que reporten los crímenes sin miedo a ser deportados al momento de tener un contacto con un agente del sheriff. “No somos ICE y no tengo interés en ver a nadie deportado, sino que la comunidad esté segura”.

Para contrarrestar la desconfianza que percibían por parte de la comunidad hispana, hace año y medio el Departamento de Policía de Greensboro comenzó a aceptar una identificación que otorga la organización sin fines de lucro FaithAction International House,  generando así una forma para que las personas sin documentos puedan identificarse ante la autoridad y fortalecer los lazos de confianza entre ambas partes.

Desde que el programa  inició, se han expedido más de 1,500 carnets a inmigrantes de Greensboro y otras ciudades en Carolina del Norte y Virginia. Según la Policía, desde que comenzó el programa se ha visto que más inmigrantes se acerquen a reportar crímenes, especialmente víctimas de violencia doméstica.

No obstante, el sheriff Barnes desconfía de esas identificaciones en el sentido de que puedan ser aceptadas por una autoridad, debido a que en el proceso del trámite no existe un control para realmente verificar la identidad de la persona.

“Esa definitivamente no es una forma apropiada de identificación, por  lo que respecta al estado”, dijo el alguacil asegurando que tampoco acepta las matrículas que expide el Consulado de México. “Solamente aceptamos las identificaciones aprobadas por el estado (de Carolina del Norte)”.

Barnes explicó que aceptándola como válida, criminales podrían obtener la identificación fácilmente y cambiar su identidad, evandiendo así ser capturados.

Dado el caso de detener a una persona que no tenga ningún tipo de  identificación, Barnes explicó que sus oficiales toman el nombre que les dan y dependiendo del crimen los arrestan o dejan ir, dejando en manos del magistrado decidir si acepta esa identidad como válida.

En cuanto a su relación con ICE, el alguacil dijo que hace más de un año dejó de honrar las detenciones de inmigración y como administrador de las prisiones, deja ir a las personas siempre y cuando cumplan con su fianza.

“Nosotros no detenemos gente para ICE, a menos que tenga una orden de arresto federal”, dijo el alguacil al explicar que no todos los inmigrantes son checados bajo el programa de Comunidades Seguras, sino solo aquellos con cargos por crímenes graves.  “Si inmigración no quiere hacer nada, los dejamos libres”.

Adamou Mohamed, de la organización American Friends Service Committee, dijo estar sorprendido al escuchar que Barnes no mantiene a personas detenidas para ICE en las prisiones del condado. “Nosotros hemos escuchado de varios casos que esto no es lo que sucede”, dijo Mohamed. “Pero si es así, son grandes noticias”.