Winston-Salem.- Un grupo de miembros de la organización Beloved Community Center atacó al Departamento de Policía de Greensboro, indicando que trabajan bajo un patrón de criminalizar a personas inocentes.

La denuncia fue hecha en una conferencia de prensa junto a la corte federal ubicada en el centro de Winston-Salem, donde Jorge Cornell y varios miembros de los Latin Kings están siendo juzgados por supuestamente dedicarse al crimen organizado.
Según el Reverendo Nelson Johnson, director ejecutivo del Beloved Community Center, por varios años la policía de Greensboro ha estado “abusando del uso de la ley”, practicando políticas discriminatorias internas y no dando el mismo trato a todos los ciudadanos.
El caso de Cornell ha sido elemental para ejemplificar dichas acciones, donde a varios ex miembros de los Latin Kings les han ofrecido reducción de sentencias y hasta dinero por culpar a Cornell de crímenes que ellos mismos cometieron.
“Estas personas están luchando por sus vidas y actúan por supervivencia”, comentó Nelson, mientras describió la situación de un testigo que provocó incidentes personalmente, luego dijo que Cornell le ordenó hacerlo y salió con $14,000 en su bolsillo como recompensa por cooperar con las autoridades.