Greensboro.- Un conductor de Uber de Greensboro, fue encarcelado el viernes después que la policía de Kernersville alegara que había recogido a una mujer de esa ciudad para hacer un trayecto acordado, pero la secuestró y cometió un delito sexual forzado contra ella.

El detective de la policía de Kernersville, David de Mattos, le dijo al Winston Salem Journal que el crimen ocurrió alrededor de las 2:15 am después que la mujer, contrató el servicio de transporte compartido para ir de un punto a otro.

El conductor de Uber fue identificado como Tarik Aitouali, de 39 años, residente de Greensboro.

De Mattos informó al medio de comunicación que Aitouali no llevó a la mujer a su destino acordado, sino que la llevó a un lugar diferente sin su consentimiento y cometió el delito sexual contra ella mientras estaba físicamente indefensa en ese momento.

Aitouali fue acusado de secuestro de segundo grado y delito sexual forzado de segundo grado. Fue arrestado en el centro de detención del condado de Forsyth con una fianza de $ 150,000.

Según su hoja de arresto, Aitouali ha trabajado para la entrega de pizza de Uber y Domino "de vez en cuando". Lleva cinco o seis años viviendo en Carolina del Norte y tiene una esposa y dos hijos.

Está previsto que Aitouoali haga su primera aparición en la corte el 24 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *