Archdale.- Autoridades del Condado de Randolph imputaron cargos de asesinato involutario al hombre que perdió el control de su vehículo y provocó la muerte de una mujer hispana el pasado 30 de junio en la autopista 311.

Roger Dale Allen, de 34 años y con residencia en Trinity, conducía su camioneta Ford F-350 por la 311 en dirección sur el pasado 30 de junio por la tarde. Al llegar a la altura de Lily Flower Road, perdió el control de su vehículo, cruzó hacia los carriles en sentido opuesto y se impactó con un automóvil en el que viajaba una mujer hispana y su hija de 16 años.

Norma Méndez Díaz de León, la conductora del Dodge Neon que fue golpeado por Allen, perdió la vida tras el accidente, mientras que su hija, Brenda Hernández, fue llevada al hospital y sobrevivió al choque.

El agente de la Patrulla de Carreteras que atendió el incidente escribió en su reporte sus sospechas de que Allen había bebido alcohol antes de conducir, por lo que se tuvo que obtener una orden de un juez para le tomaran una prueba de sangre antes de levantarle cargos.

Dos días después del incidente, el pasado 2 de julio, a Dale se le acusó de homicidio involuntario, además de cargos por provocar una muerte con un vehículo y también por herir a una persona de gravedad.

Al acusado se le impuso una fianza de $150,000, mientras permanece en la prisión local de Randolph.