Greensboro 3 Nov.- Un hombre de Winston-Salem se encuentra tras las rejas, acusado de haber cometido una serie de crímenes el sábado por la noche en Greensboro.

Tras una persecución vehicular la Policía de Greensboro arrestó a Eric Jenkins, de 54 años, además de ponerle doce cargos por varios robos y asaltos que ocurrieron en el oeste de la ciudad.

Poco antes de las 8:30 de la noche del sábado comenzó la ola de crimen. Las autoridades recibieron una llamada por un sujeto sospechoso dentro de una propiedad en Lindley Road.

A las 10:10pm fue la segunda llamada. A una milla de distancia, se reportó un hombre que entró a una casa en Brownstone Lane y mientras su habitante dormía, robó una bolsa.

Cinco minutos más tarde, las autoridades recibieron otra llamada sobre un robo en el banco Citgo sobre las calles West Friendly y Muirs Chapel, a una milla de distancia.

Dos minutos después, a las 10:17, se dio la tercer llamada por un robo en Bank of America en College Road. De acuerdo con la policía, el sospechoso asaltó con un arma de fuego a una persona en el cajero automático.

Minutos después, un oficial encontró el vehículo del sospechoso que la víctima del último robo describió y al intentar detenerlo, se inició una persecución. El automóvil fue detenido por la policía con una técnica especial de inmobilización sobre Guilford College y Jenkins quedó bajo arresto.

La policía batalló por el alto volumen de llamadas en una misma zona en una noche y en un principio se pensaba que los crímenes no estaban relacionados, aunque en la investigación se averiguó que Jenkins era responsable de todos los casos.

Detectives determinaron que el sospechoso también robó en dos propiedades en Auburndale Drive ese sábado, incluyendo el automóvil que conducía.