Winston-Salem.- Una escuela estuvo en estado de emergencia el jueves pasado, cerrando sus puertas hasta después de la hora normal de salida, cuando los administradores se enteraron de la presencia de un arma de fuego dentro de las instalaciones.

Theo Helm, vocero del sistema escolar de Winston Salem/Condado Forsyth, informó a Qué Pasa que alrededor de las 2:00 pm una estudiante acudió a la oficina de Carver High School a dar aviso de un pleito entre dos estudiantes, por lo que el oficial encargado de la seguridad de la escuela comenzó a investigar.

Al comenzar a hacer preguntas, otro alumno dijo que uno de los involucrados en el conflicto estaba armado, por lo que pidió refuerzos policiales y se ordenó el cierre de la escuela inmediatamente, el cual duró cuarenta y tres minutos.

Cerca de las 3:00 pm, agentes de la policía hallaron una pistola semiautomática calibre .22 descargada y guardada en una mochila dentro de un salón de clases, por lo que se arrestó al responsable.

Fue hasta las 3:40 pm, diez minutos después del término normal de clases, cuando finalmente se permitió que los demás estudiantes pudieran irse a casa.

Debido a que el acusado es un menor de edad, las autoridades ni el sistema escolar revelaron su identidad. No obstante, según el reporte policial, el joven fue llevado al Centro de Detención Juvenil del Condado Forsyth.

Helm dijo que no puede comentar acerca de las medidas disciplinarias que la escuela tomará en este caso. Sin embargo, señaló que según el código de conducta de las escuelas, la posesión de un arma de fuego es una ofensa de “séptimo nivel” en una escala en el que ocho es lo más grave. En estos casos, regularmente se suspende al alumno del sistema escolar durante un año.
Al día siguiente del incidente, el Departamento de Policía de Winston-Salem arrestó a Raúl Olivera Mejía en conexión con el incidente en Carver High.

El mexicano de 22 años y con residencia en Efrid Street, recibió cargos por no tener un arma de fuego segura para proteger a un menor.

Las autoridades se negaron a aclarar la relación entre el estudiante acusado y Mejía, quien deberá presentarse en corte el próximo 26 de febrero.