Winston-Salem.- Con la llegada de la primera tormenta de nieve del año y el pronóstico que el mal clima podría extenderse por los próximos días, las autoridades sugieren a los automovilistas ser precavidos y evitar conducir si los caminos y carreteras no se encuentran en un estado adecuado.

Debido al mal tiempo, las escuelas del área cerraron temprano el lunes y cancelaron sus actividades el martes y miércoles, colocando como prioridad la seguridad de los niños. En comunicados enviados por distintas agencias del orden público, se pidió a todos que eviten utilizar las calles si están en malas condiciones y esperar hasta que mejoren.

En Greensboro, se esparcieron 900 toneladas de sal la noche del lunes en las principales vías, aunque muchas calles no recibieron el tratamiento.

De acuerdo con la policía de la ciudad , la noche de la tormenta recibieron a más de cien llamadas por accidentes automotrices.

Según el sistema metereológico, la tormenta podría extenderse hasta el sábado por la tarde, con lluvias que se convierten en hielo y una posible nevada.