Winston-Salem.- El hospital Wake Forest Baptist Health expandirá su programa de inseguridad alimentaria infantil, luego de recibir una subvención de $25,000 que invertirá en dos de sus centros pediátricos. Como parte de la expansión, el hospital realizará pruebas de detección y abordará la inseguridad alimentaria en las familias de los recién nacidos.

La subvención de No Kid Hungry, una campaña de la organización nacional sin fines de lucro Share our Strength, permitirá que el programa del hospital del condado de Forsyth Food is Health continúe en la clínica Downtown Health Plaza y se expanda a The Birth Center para atender a las familias de recién nacidos que padecen inseguridad alimentaria.
A través del programa ‘Food is Health’, los pediatras de Downtown Health Plaza examinan a las familias en cada visita para detectar signos de inseguridad alimentaria y ofrecen alimentos nutritivos, producen cupones para los mercados de agricultores locales y recetas saludables que se pueden preparar fácilmente en casa. También dan información sobre los programas de SNAP y WIC.

“Dada la asociación de la inseguridad alimentaria con los resultados deficientes de salud infantil, intervenir en el nacimiento tiene el potencial de mitigar la inseguridad alimentaria en el hogar en un momento crítico de crecimiento y desarrollo para el bebé”, dijo Kimberly Montez, profesora asistente de pediatría en Wake Forest e investigadora principal de la subvención. “Es por eso que estamos tan emocionados de poder comenzar a realizar pruebas de detección y abordar la inseguridad alimentaria en las familias de los recién nacidos”.

Según No Kid Hungry, en un momento durante el año pasado, el 40% de los padres de niños menores de seis años reportaron pérdida de empleo o ingresos relacionada con la pandemia y más de uno de cada cinco padres reportó inseguridad alimentaria en su hogar.

“La inseguridad alimentaria en los primeros años puede tener un impacto inmediato y duradero en la salud, el aprendizaje, la preparación escolar y el comportamiento en general”, dijo Caron Gremont, director de primera infancia de la campaña No Kid Hungry.
“Estas subvenciones flexibles de un año ayudarán a las organizaciones a proporcionar alimentos saludables a los niños pequeños y sus familias en este momento crítico”, indicó Gremont.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *