Winston-Salem.- A pesar de estar sobreviviendo una economía estancada y donde parece no haber oportunidad, muchas familias logran traer comida a sus mesas gracias a las despensas en iglesias y centros comunitarios que otorgan viandas a quienes buscan ayuda, bajo la premisa de que el alimento no le puede faltar a nadie.

Second Harvest Food Bank es la organización que hace esta gran labor posible. Como parte de la red nacional Feeding America, es el encargado de distribuir alimentos en 18 condados en el noroeste de Carolina del Norte, una de las regiones del país donde más hambre existe.

“Son épocas difíciles para muchas personas”, dijo Clyde Fitzerald, el director ejecutivo. “Debido al desempleo, se ha duplicado la necesidad de alimento que debemos distribuir a la gente”.

Según Fitzgerald, en los últimos cuatro años Carolina del Norte se ha convertido en el cuarto peor estado en cuanto a desempleo, mientras que solamente tiene por debajo a Louisiana en el rango de niños con hambre.

“Es un gran problema”, dijo él. “Dentro de las áreas metropolitanas grandes, Winston-Salem es la peor en el país en promedio de casas con hambre”.

Sin embargo, con este serio problema en aumento, también ha sido posible triplicar en los últimos años la cantidad de comida distribuída a los distintos centros en el área.

El año pasado, Second Harvest repartió 22.5 millones de libras de comida entre las 300 agencias asociadas, entre despensas, iglesias, comedores comunitarios y refugios.

Además, mantiene programas enfocados a la niñez. Con el Kids Café, por las tardes se alimenta y se dan tutorías a niños por las tardes en sitios seguros, mientras que con el programa Backpack en las escuelas se les entrega una mochila con comida cada viernes, para que no sufran de hambre durante el fin de semana.

La totalidad de la comida llega a Second Harvest gracias a fondos federales, colectas y donativos de empresas y personas con buen corazón.

“Cada dólar que nos entrega la gente lo convertimos en siete comidas para otra persona”, aseguró Fitzerald. “Hay una gran necesidad pero soy muy apasionado en esto y vamos a seguir intentando llevar alimento a la gente”.

Involúcrese

Si forma parte de alguna organización que sirve a una comunidad necesitada de apoyo con las despensas, llame al Second Harvest Food Bank para ver si pueden asociarse.

En caso de querer ayudar a llevar comidas a la mesa de quienes no tienen, puede participar como voluntario el banco de comida, organizando y separando los alimentos en las bodegas o realizando otras actividades diferentes.

También puede donar alimentos en todas los centros de Goodwill y Habitat for Humanity o en las oficinas centrales del banco de comida.

Second Harvest Food Bank está localizado en 3655 Reed Street, Winston-Salem. Su número es el 336-784-5770.