Greensboro.- El Departamento de Salud Pública de Guilford anunció una alerta tras el hallazgo de un zorro que dio positivo en rabia hace unas semanas en Heron Road, Whitsett, y donde un humano pudo haber sido expuesto al animal.

Se trata del vigésimo quinto caso confirmado en lo que va del año, por lo que se pide tomar medidas de precaución para evitar que el virus se siga extendiendo, ya que podría transferirse a la población humana.
Según las leyes del estado, todos los animales doméstcos, que vivan dentro o fuera de casa, y con una edad mayor a la de los cuatro meses, estén en regla con sus vacunas.
Un reporte del Departamento de Salud Pública indica que incluso las mascotas que vivan en corrales o en el exterior deben estar vacunados, ya que estos son aún más vulnerables de ser atacados por un animal salvaje.
De acuerdo con la ley, una mascota que que entre en cualquier tipo de contacto con un animal rabioso debe ser “puesto a dormir” o puesto en observación en un centro veterinario por seis meses, a costo del propietario.
Es imposible controlar la rabia en la naturaleza, pero la manera más eficaz de protegerse es teniendo las vacunas en regla.
Si ve animales sueltos o actuando extraño debe reportarlos a Control Animal.
En caso de sufrir una mordida, lave inmediatamente con agua y jabón, busque atención médica y repórtelo con las autoridades.

Los números
Para información sobre clínica con vacunas a bajo costo:
Humane Society:
336-299-3060
SPCA: 336-375-3222
Si ve un animal rabioso
llame a Control Animal:
Greensboro: 336-641-5900
High Point: 336-883-3224
Winston-Salem: 336-703-2480