Winston-Salem.- Estudiantes y activistas de varias áreas del Piedmont y Chapel Hill se reunieron en el Salem College para planear su participación en la campaña estatal para lograr que este año se pase una legislación para que inmigrantes indocumentados puedan pagar las matrículas como residentes del estado al asistir a las distintas universidad es públicas y colegios comunitarios de Carolina del Norte.

Debido a que el grupo El Cambio fue el anfitrión de la Cumbre Let’s Learn, la temática se enfocó en estructurar su colaboración dentro de la campaña general, que será en las áreas de organización y comunicación. “Tenemos que hacer lo que sea para que se apruebe una ley en el 2013”, anunció Wooten Gough, quien dirigió el evento. “Tenemos que luchar como si esta fuera la última oportunidad”.

Gough dijo también que esta campaña es un segundo intento por lograr que se pase una legislación con este propósito, después de un ensayo fallido en 2005 que fue bloqueado por los antiinmigrantes.

Como parte de la comunicación en la campaña, Moisés Serrano explicó que esta será en su mayoría creando conciencia sobre el tema y presionando al máximo por medio de las redes sociales, aunque también surgieron otras ideas de entre los participantes como escribir editoriales y enviarlas a periódicos en los cien condados de Carolina del Norte e intentar conseguir cartas de apoyo de profesores y cabezas de las diferentes instituciones académicas, sean públicas o privadas”.

La lucha por lograr esta legislación será desde los campus universitarios hasta las áreas rurales del estado, esta última donde los inmigrantes prácticamente no reciben ningún tipo de información acerca de sus oportunidades, señaló Gough.

La segunda parte de la sesión se orientó en poner la manos a la obra, separando a los asistentes en comités que se encargaron de investigar a políticos estatales y de Winston-Salem para saber quiénes apoyarán esta legislatura y decidir quiénes serán los objetivos para intentar convencerlos y que se mueva la balanza.