High Point.- Las autoridades hicieron hincapié en la importancia de utilizar el cinturón de seguridad al manejar durante la ceremonia por el vigésimo aniversario de la campaña estatal “Click it or Ticket” (Abróchalo o multa) en el centro de High Point.

Carolina del Norte fue el primer estado del país en establecer un programa de este tipo y hoy en día continúa.

“El cinturón de seguridad es el mejor dispositivo de seguridad en un automóvil”, dijo Don Nail, director del Programa del Gobernador para la Seguridad en las Carreteras. “Nuestra meta este año es superar el índice de 90% de uso del cinturón de seguridad en Carolina del Norte”.

El jefe de policía de High Point, Marty Sumner, recordó cómo las cosas han cambiado. Durante la ceremonia dijo que en su juventud nadie se abrochaba el cinturón, mientras que ahora es lo primero que hacen los niños al subirse al automóvil.

“He notado a través de los años que se requiere mucho liderazgo para cambiar lo que la gente considera como normal”, dijo él, notando que tardaron 20 años en lograr ese cambio de pensar.

Los números demuestran cómo a través del tiempo se ha reducido el número de personas que transitan por las calles de Carolina del Norte sin la protección del cinturón.

Según el Programa del Gobernador para Seguridad en las Carreteras, en 2008 se otorgaron 212,278 multas, tanto a pasajeros como conductores. Para el 2012, las cifras se redujeron a 159,167.

Asimismo, el número de accidentes con personas que no tenían puesto el cinturón también se ha disminuído. En 1992, antes de iniciar la campaña, las autoridades respondieron a 38,289 incidentes en este rubro, mientras que el año pasado solamente ocurrió en 8,187 ocasiones.

La campaña en la que la policía estará poniendo atención especial a que las personas se pongan el cinturón comenzó el 20 de mayo y concluirá el último día de junio.

“Estamos intentando correr la voz a la gente para que voluntariamente se abrochen”, dijo Nail. “Si no lo hacen, tenemos grandes agentes que les darán un recordatorio”.

La multa actual por no tener puesto el cinturón de seguridad es de $161.