Imagen de archivo de la astronauta italiana de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) Samantha Cristoforetti. EFE/Maurizio Degl' Innocenti

Moscú, 29 sep (EFE).- La nave rusa Soyuz MS-21 se desacopló del módulo Prichal de la Estación Espacial Internacional (EEI) con tres cosmonautas a bordo y se encuentra en descenso hacia la Tierra, donde aterrizará a las 10.57 GMT.

La nave, que transporta a Oleg Artémiev, Denís Matvéyev y Serguéi Korsakov, se desenganchó de la EEI a las 07.34 GMT.

Los tres cosmonautas estuvieron 195 días en el espacio. Llegaron a la EEI el pasado 18 de marzo.

Los tripulantes vuelven a la Tierra en la cápsula de descenso, que tocará suelo al sureste de la ciudad de Zheskazgan, en Kazajistán, donde les espera un equipo de unos 200 especialistas en búsqueda y rescate, 12 helicópteros, dos aviones y seis vehículos terrestres.

En la nave también viajan los resultados de experimentos espaciales, el escudo de armas y la carta de Moscú, el icono de San Jorge el Victorioso, una pelota de rugby y una copia de la bandera de la victoria que estuvo en el espacio exterior.

Durante los 195 días en el espacio, la tripulación realizó más de 50 experimentos sobre biología y fisiología espacial, ciencia de materiales espaciales, física de rayos cósmicos, desarrollo de tecnologías espaciales avanzadas y otros.

También conectó una impresora 3D y un horno de vacío eléctrico.

Durante su estancia en la EEI, hubo seis correcciones de órbita y cinco caminatas espaciales: cuatro de Artémiev y Matvéyev y uno de la astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA), Samantha Cristoforetti, que se convirtió la víspera en la primera mujer europea al mando de la plataforma orbital internacional.

Artémiev le entregó a la italiana ayer en una ceremonia a 400 kilómetros de la Tierra el mando de la EEI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *