Fotografía de archivo del logo de Google. EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO
Fotografía de archivo del logo de Google. EFE/EPA/JOHN G. MABANGLO

Nueva York, 24 ene (EFE).- Google -subsidiaria de Alphabet- ha declarado este martes que el Departamento de Justicia de Estados Unidos «está redoblando esfuerzos con un argumento erróneo», después de que el organismo presentara este martes una demanda antimonopolio contra el gigante tecnológico por su negocio de publicidad en línea.

Un portavoz de Google dijo a Efe que la demanda intenta «elegir ganadores y perdedores en el sector altamente competitivo de la tecnología publicitaria».

«Duplica en gran medida una demanda infundada del fiscal general de Texas, gran parte de la cual fue recientemente desestimada por un tribunal federal», anota el representante de la compañía vía correo electrónico.

Por último, el portavoz destaca que el Departamento de Justicia está «redoblando esfuerzos en un argumento erróneo que retrasaría la innovación, aumentaría las tarifas de publicidad y haría más difícil el crecimiento de miles de pequeñas empresas y editoriales».

El Departamento y ocho estados más acusan al gigante tecnológico de abusar ilegalmente de su dominio en la publicidad digital y de violar la Ley Sherman Antimonopolio.

«Un gigante de la industria, Google, ha corrompido a la competencia legítima en la industria de la tecnología publicitaria al participar en una campaña sistemática para tomar el control de la amplia gama de herramientas de alta tecnología utilizadas por editores, anunciantes y corredores, para facilitar la publicidad digital», apunta la demanda presentada hoy.

Y añade: «la competencia en el espacio de la tecnología publicitaria ha sido interrumpida por razones que no fueron ni accidentales ni inevitables».

La demanda, presentada en el Distrito Este de Virginia, tiene como objetivo hacer que un tribunal obligue a la empresa a deshacerse de Google Ad Manager (su plataforma de gestión de anuncios) y que el tribunal prohíba a Google seguir participando en cualquiera de las prácticas anticompetitivas descritas en su demanda.

Por su parte, la fiscal general de Nueva York, Letitia James, quien también participó en la demanda, dijo en un comunicado: «Cuando los editores de sitios web obtienen menos ingresos por publicidad debido a los monopolios de Google, tienen que reducir la calidad de su sitio web o pasar los costos a los consumidores».

«Me enorgullece asociarme con el Departamento de Justicia y otros fiscales generales para rechazar las acciones ilegales de Google. No permitiré que las empresas, sin importar cuán grandes o poderosas sean, se aprovechen de los consumidores o las pequeñas empresas de Nueva York», añadió James.

Esta es la segunda demanda antimonopolio importante presentada contra Google por el Departamento de Justicia en los últimos tres años, después de que en 2020 anunciara, junto con una coalición de fiscales generales, la demanda por usar tácticas anticompetitivas para monopolizar ilegalmente los mercados de búsqueda y publicidad en línea.

La gran mayoría de los ingresos de Google (el 81 % en 2021) proviene de la publicidad. En 2021 ingresó 209.000 millones por este concepto, una cifra que la convierte en la empresa de publicidad más grande del mundo.

El dominio publicitario de Google es fruto, en gran parte, de la adquisición de tecnología publicitaria que le han dado una ventaja en la publicación de anuncios sobre sus competidores.

En 2007 compró DoubleClick, una empresa de servicios de publicidad que le permitió vender anuncios gráficos en los sitios web.

En 2010, adquirió AdMob, una red de publicidad móvil, con la que impulsó su negocio de publicidad móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *