Natalia Vitela /Agencia Reforma
Cuántos casos se conocen de hombres y mujeres que son un éxito en su profesión y un desastre en su vida personal. La pregunta es por qué siendo tan inteligentes para desempeñarse en el ámbito laboral, son tan tontos para llevar una vida armoniosa con su pareja, con sus hijos, con sus amigos. La respuesta, según pedagogos y psicólogos, es que son racionalmente muy inteligentes y emocionalmente no tanto.

De acuerdo con Ligia Bedolla, pedagoga de la Escuela de Pedagogía de la Universidad Panamericana de México, existen múltiples inteligencias, pero en el ámbito académico se han privilegiado las lingüística o verbal y la lógico-matemática, y se han dejado de lado las otras.

Además, en muy pocos casos las familias estimulan los múltiples tipos de inteligencias, asegura.
Para Bedolla existe una sola inteligencia y ésta engloba múltiples habilidades intelectuales. Señala que el psicólogo Howard Gardner las dividió en: lingüística-verbal, lógico-matemática, espacial, musical, cinestésica corporal, naturalista, intrapersonal, e interpersonal.

Las dos últimas, precisa, se refieren a la inteligencia emocional, concepto acuñado por el psicólogo Daniel Goleman.

«Todos somos capaces de desarrollar todas las habilidades, todos las tenemos, pero hay que saberlas potenciar. Hay personas que tienen más facilidad para unas que para otras, esto depende de los estímulos que hayan recibido», precisa.

Aclara que ninguna es más importante que otra. Lo ideal es desarrollarlas todas y las familias y la escuela, principalmente deben potenciarlas.
Para Gustavo Marín, psicólogo especialista en inteligencia emocional y titular del Centro de Capacitación en Inteligencia Emocional, todas las inteligencias son importantes, pero la emocional es fundamental porque de ella depende que se tomen las decisiones correctas en la vida.
Señala que quienes tienen inteligencia emocional no sólo toman mejores decisiones, sino que, además, manejan mejor el conflicto, tienen una buena autoestima . «En términos generales son personas más eficaces o efectivas».

Pero como ya lo explicaba Bedolla existen múltiples habilidades intelectuales que las personas deben desarrollar para ser más plenas. Descúbrelas:

¿Qué es?
La palabra inteligencia tiene su origen en la unión de dos vocablos latinos: inter, que es igual a entre, y elige, que es igual a escoger. En su sentido más amplio, significa la capacidad cerebral por la cual se consigue penetrar en la comprensión de los hechos eligiendo el mejor camino. La formación de ideas, el juicio y el razonamiento son frecuentemente señalados como actos esenciales de la inteligencia, como la facultad de comprender.

Es producto de una operación cerebral y permite al sujeto resolver problemas e, incluso, crear productos que tengan valor específico dentro de una cultura. De ese modo, la inteligencia sirve para librar a las personas de algunos aprietos sugiriendo opciones que, en último término, las llevan a elegir la mejor solución para cualquier problema. No constituye sólo un elemento neurológico aislado, independiente del ambiente. Por lo tanto el individuo no sería inteligente sin su lengua, su herencia cultural, su ideología, su creencia, su escritura, sus métodos intelectuales y otros medios del ambiente.

La inteligencia puede aumentarse especialmente en los primeros años de vida, incluso admitiendo que las reglas de ese aumento estén estipuladas por restricciones genéticas. La mayoría de los especialistas en estudios cerebrales reconoce que el valor de las reglas de la herencia sobre el grado de inteligencia que un individuo puede alcanzar con estímulos y esfuerzos adecuados se sitúa entre el 30 y 50 por ciento.

Tipos de Inteligencias
Según Howard Gardner el humano posee ocho puntos diferentes de su cerebro donde se albergan diferentes inteligencias. Son esas las inteligencias que caracterizan lo que él denomina como inteligencias múltiples. Serían la inteligencia lingüística o verbal, la lógico-matemática, la espacial, la musical, la cinestésica corporal, la naturalista y las inteligencias personales, esto es, la intrapersonal y la interpersonal.

Bedolla y A.Antunes indican que estás inteligencias pueden definirse de la siguiente forma:

Lingüística o verbal: capacidad para comunicarse y expresarse tanto de forma oral como escrita.
Lógico- matemática: capacidad de razonamiento lógico, de abstracción, facilidad para la realización de operaciones matemáticas complejas y para el análisis de problemas.
Espacial: capacidad para orientarse en distintas localidades, para reconocer escenas y objetos cuando se trabaja con representaciones gráficas en mapas, gráficos, diagramas o formas geométricas, en la sensibilidad para captar metáforas, en la creación de imágenes reales que asocian la descripción teórica con lo que existe de práctico e incluso cuando, mediante la imaginación, se construye una fantasía con apariencia real.
Musical: capacidad para percibir con claridad el tono o la melodía, el ritmo o la frecuencia, y el agrupamiento de los sonidos y sus características intrínsecas, generalmente denominadas timbre.
Cinestésica corporal: capacidad de utilizar el propio cuerpo de modo altamente diferenciado y hábil para fines expresivos, que en último término, representan la solución de problemas. Capacidad de trabajar hábilmente con objetos, tanto los que implican a la motricidad de los dedos como los que exploran el uso integral del cuerpo.
Naturalista: capacidad de observar y estar en contacto con la naturaleza.
Intrapersonal: capacidad para relacionarse consigo mismo, de conocerse, de comprenderse, de identificar gustos e intereses.
Interpersonal: capacidad de tener empatía con las demás personas, de comprender sus emociones, sus motivaciones y de relacionarse afectivamente con éstas.

COMO ESTIMULARLA

En su libro Las Inteligencias Múltiples. Cómo estimularlas y desarrollarlas, Celso A. Antunes, propone lo siguiente para estimularlas:

-Lingüística o verbal
Leyendo, interpretando cada palabra, buscando su definición en el diccionario, descubriendo nuevas palabras.
-Lógico- matemática
Resolviendo problemas matemáticos, realizando análisis algebraicos, practicando juegos como las damas y el ajedrez y poniéndose retos vinculados a la ingeniería y a la arquitectura.
-Espacial
Viendo obras de teatro intrigantes que estimulen reflexiones y lleven al espectador a anticipar posibles resultados, así como películas.
-Cinestésica corporal
Debe promoverse con la práctica de múltiples deportes, con la popularización de juegos tradicionales, el de canicas, por ejemplo, con el viaje a otras culturas mediante el descubrimiento de algunos de sus pasatiempos, con programas que disciplinen, sistematicen y sepan valorar la mejora del tacto, del gusto, del olfato, de la atención, con actividades teatrales y circenses
-Musical
Se puede usar el lenguaje musical como forma de expresión interpersonal y capacidad de expresión. Es posible estimular el análisis y la capacidad crítica de textos y temas musicales, así como de la capacidad de clasificación y selección usando referencias musicales.
-Naturalista: Realizando excursiones a sitios en donde se esté en contacto con el medio ambiente.
-Intrapersonal e Interpersonal: cultivando la tolerancia, la toma de posición crítica, responsable y constructiva. Haciendo lecturas de ética y reflexionando sobre la importancia de la pluralidad.