Estos son los hechos que comparto con todos mis familiares, amigos y pacientes sobre la vacuna contra el COVID-19:

  1. La vacuna ayudará a protegerte de contraer el COVID-19. Ésta es tu mejor opción contra el COVID-19. Hay que recibir dos dosis.
  2. Las vacunas contra el COVID-19 son seguras. El sistema de seguridad de las vacunas en los Estados Unidos asegura que todas sean seguras, confiables y estén comprobadas. 
  3. La vacuna no te puede dar el COVID-19. Le enseña a tu sistema inmune cómo combatir el virus. Puedes tener reacciones temporales leves como fiebre, cansancio o dolor durante uno o dos días. Esto es completamente normal y una señal que el cuerpo está desarrollando protección contra el coronavirus. 
  4. La vacuna es gratuita y confidencial para todos, incluso si no tienen seguro médico. Los inmigrantes pueden recibir la vacuna y no se requiere identificación para recibirla. Obtener la vacuna contra el COVID-19 no tiene ningún impacto negativo en las posibilidades de una tarjeta verde (green card) en el futuro. 
  5. La cantidad de vacunas contra el COVID-19 es limitada al principio, pero irá aumentando en las próximas semanas y meses. El CDC y el departamento de salud del estado de Carolina del Norte están proporcionando recomendaciones sobre quiénes deberían recibirla primero. Mantente informado y averigua cuál es tu grupo para vacunarte y dónde te puedes vacunar. Más información aquí: https://covid19.ncdhhs.gov/vacuna
  6. Sigue practicando las 3Ms—usar una Mascarilla, Mantenerte a 6 pies o 2 metros de distancia de otros, y lavarte las Manos—estas prácticas continúan siendo importantes para ayudar a detener esta pandemia. 

Esto es lo que los trabajadores locales de salud dicen sobre la vacuna:

“Decidí recibir la vacuna para proteger a todos aquellos alrededor de mí incluyendo a nuestros pacientes, mi familia, amigos, y mi propia salud. Por favor, les sugiero a todos que salgan a recibir la vacuna para que la pandemia empiece a desaparecer.”
-Dinora Alfaro, enfermera práctica licenciada

“Decidí aplicarme la vacuna contra el COVID para mi protección, la de mi familia, mis pacientes y mi comunidad. Espero que, al hacerlo, otros sean inspirados y también decidan ponerse la vacuna contra el COVID ya que nos protegerá y ayudará a salir de esta pandemia.”
-Dr. Marco Alemán, internista

“Muchas familias latinas, incluyendo la mía, trabajan en la limpieza, en los restaurantes, en la construcción, etc. y se exponen a este virus cada día por no tener otra opción. Yo tuve el privilegio de obtener la vacuna cuando recién llegó. ¿Cómo voy a dejar ir esa oportunidad que muchos no han tenido o que no tendrán por meses?”
-Priscila Arellano, terapeuta del habla y lenguaje y estudiante de medicina

“Yo recibí la vacuna del COVID para protegerme a mí, mi familia y mi comunidad. Cuidar a los pacientes que veo todos los días es mi prioridad y espero que todos puedan recibir la vacuna lo más pronto posible.”
-J. Serrano, enfermera práctica licenciada

“Me sentí tan agradecida de recibir mi vacuna del COVID-19, porque representa el principio del final del sufrimiento de la pandemia. El recibir la vacuna es una de las formas en que yo puedo ayudar a proteger a mis pacientes, mi familia y mi comunidad de este virus. ¡Tengo la esperanza de que va a estar disponible para todos en la comunidad lo más pronto posible!”
-Dra. Lia Erickson, pediatra

La doctora Tiffany M. Shin, MD, FAAP es pediatra en la Downtown Health Plaza, Clínica de Pediatría de Wake Forest Baptist Health en Winston-Salem, NC. También es directora de MAESTRO, un programa de certificación para formar médicos bilingües en español en la Escuela de Medicina de Wake Forest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *