Las vacunas del COVID-19 están actualmente aprobadas para personas de 16 años o más.

Con las vacunas del COVID-19 comenzando a salir, muchos padres se preguntan si es seguro comenzar a vacunar a sus hijos. Aún no se sabe cuándo los niños podrán recibir protección contra el Coronavirus, aunque Pfizer ha comenzado a probar su vacuna en niños de 12 a 16 años y Moderna planea hacer lo mismo.

La Dra. Lia Erickson de Novant Health Waughtown Pediatrics en Winston-Salem ha comenzado a recibir preguntas de los padres. Como pediatra, Erickson dijo que es importante que las compañías productoras de vacunas prueben completamente la vacuna en los grupos de edad más jóvenes.

"Nos encantaría vacunar a los niños contra el COVID-19, así como a los adultos, pero debemos asegurarnos de que son seguras y eficaces para este grupo de edad", dijo.
 

¿Cómo afecta el retraso en la vacunación de los niños a la necesidad de seguir tomando las precauciones del COVID-19?

Creo que este es el mensaje más importante en este momento. Incluso con algunas personas vacunadas, no podemos ajustar las recomendaciones de usar una mascarilla, distancia social y lavarnos las manos frecuentemente. Es la mejor manera de mantener a todos seguros.
 

¿Cómo pueden los padres hablar con sus hijos sobre lo que es la vacuna?

Los niños tienen una experiencia mucho más reciente con las vacunas que los adultos, porque es más probable que se vacunen cuando van al médico. Es importante decirles que la razón por la que los niños reciben vacunas no es sólo para mantenerlos a salvo de enfermedades, sino también para evitar que contagien a otros. Los padres pueden explicarles que vacunarse cuando está disponible para ellos es una manera de poner de su parte para ayudar a mantener seguros a sus amigos, familia y comunidad.
 

Cuando se apruebe la vacuna para los niños, ¿deben retrasarse otras vacunas?

No. Incluso ahora, recomendamos que si alguien ha recibido una vacuna viva no la reciba dentro de las dos semanas de la vacuna del COVID-19. Las vacunas vivas incluyen el sarampión, paperas, rubéola, varicela y la vacuna nasal contra la influenza. Los bebés también reciben una vacuna oral llamada rotavirus. Aparte de eso, recomendamos que los niños se hagan sus chequeos anuales regulares, y que reciban sus vacunas de acuerdo con el programa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, así como su vacuna anual contra la influenza.
 

Los estudios han demostrado que las personas con discapacidades de desarrollo tienen más probabilidades de morir por COVID-19. ¿Se dará prioridad a los niños con discapacidades o retrasos en el desarrollo sobre los demás niños?

Los CDC ayudarán a determinar qué niños reciben la vacuna primero. Aún no sabemos si recomendarán vacunar primero a los niños de alto riesgo, o si lo harán en función de la edad.
 

¿Qué pasa con las mujeres embarazadas o que están lactando?

Sabemos que las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de complicaciones debido al Coronavirus. El Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología recomienda la vacuna del COVID-19 para las mujeres embarazadas y las que están lactando. Con la forma en que funcionan las vacunas de ARNm, no anticipamos que la vacuna dañaría a un bebé en desarrollo y tampoco debería pasar a la leche materna.

Nuestra esperanza es que a medida que la madre produzca anticuerpos, parte de esa inmunidad pase al bebé y con suerte le proporcione alguna protección. Pero, si una mujer está embarazada y tiene alguna pregunta al respecto, le recomendaría que hablara con su médico.
 

¿Cuál es su consejo para los padres que desconfían de las vacunas del COVID-19?

Es importante hablar con su proveedor de atención médica si tienen alguna pregunta o preocupación. Las personas también deben asegurarse de que cualquier información que obtengan sobre la vacuna provenga de fuentes fiables y científicas, no de los medios de comunicación social. El sitio web de los CDC tiene información muy buena sobre la vacuna y la tecnología de las vacunas de ARNm que creo que es muy útil.
 

¿Son nuevas las vacunas de ARNm?

No, han estado trabajando en esta tecnología durante unos 10 años. Inicialmente, la desarrollaron con la esperanza de que pudiera ser utilizada para el tratamiento del cáncer. Y estoy muy agradecida de que ya hayan estado trabajando en esta tecnología para que cuando tuviéramos una nueva pandemia causada por un nuevo virus, fueran capaces de crear una vacuna rápidamente.

La otra cosa que creo que es tranquilizadora es que el componente de ARNm de la vacuna, que son las instrucciones para que su cuerpo produzca la proteína que usará para crear anticuerpos, sólo estará en su cuerpo durante unos dos días. Por lo tanto, es poco probable que cause efectos secundarios a largo plazo en cualquier persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *