Winston-Salem.- Los niños cuyos padres fuman o vapean marihuana con regularidad pueden experimentar infecciones respiratorias virales, como el resfriado común, con más frecuencia que aquellos cuyos padres no fuman, según un estudio publicado en la revista Pediatric Research.

Investigadores de la Escuela de Medicina del Wake Forest, en Winston-Salem, y del Hospital de Niños de Colorado encuestaron, entre 2015 y 2017, a 1,491 padres y cuidadores con niños menores de 12 años que vivían en Colorado, donde el uso recreativo y medicinal de la marihuana es legal.

Los investigadores encontraron que los padres que fumaban o vaporizaban marihuana con regularidad dijeron que sus hijos experimentaron más infecciones respiratorias virales en el año anterior a la encuesta, en comparación con los niños cuyos padres no fumaban tabaco ni marihuana.

Por otro lado, los padres que fumaban o vaporizaban marihuana informaron que sus hijos no habían experimentado otras afecciones a menudo relacionadas con la exposición indirecta al humo de tabaco, como infecciones de oído y ataques de asma, con más frecuencia ni que habían ido de emergencias al hospital con más frecuencia en el año anterior, en comparación a los niños cuyos padres no fumaban.

«El impacto negativo que la exposición indirecta al humo de tabaco puede tener en la salud de los niños se ha estudiado ampliamente, pero el impacto del humo de marihuana de segunda mano en los niños pequeños no está claro», dijo el autor Adam Johnson, profesor en Wake Forest.

“Nuestros hallazgos identifican el potencial del aumento de infecciones respiratorias en niños expuestos al humo indirecto de la marihuana. Esto podría tener importantes implicaciones para el cuidado de la salud a medida que más estados avancen hacia la legalización del uso recreativo».

Los investigadores encontraron que los padres que sólo fumaban marihuana tendían a ser más jóvenes, con un nivel educativo más alto, menos propensos a identificarse como hispanos y tenían un ingreso más alto que aquellos que no fumaban o que sólo fumaban tabaco.

«Estos hallazgos podrían usarse para ayudar a identificar y dar forma a los mensajes de salud pública dirigidos a padres y cuidadores a fin de crear conciencia sobre los posibles impactos negativos que la exposición al humo de marihuana “de segunda mano” puede tener en la salud de los niños».

Los autores advierten que la naturaleza observacional del estudio no permite sacar conclusiones sobre una relación causal entre la exposición al humo de marihuana de segunda mano y la frecuencia de infecciones respiratorias virales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *