La Red Nacional de Prevención de Defectos Congénitos, NBDPN, ha declarado el mes de enero como el Mes de la Prevención de Defectos Congénitos.

La red se propone informar a las madres sobre sus posibilidades de prevenir el riesgo de tener bebés con defectos de nacimiento, haciendo algunos cambios en su estilo de vida y al tener atención médica adecuada antes y durante el embarazo.

¿Qué medidas pueden tomarse para disminuir el riesgo de que el bebé nazca con un defecto en el nacimiento?

  • Tomar suplementos de ácido fólico antes y durante el embarazo, del mismo modo que lo es un adecuado aporte de yodo.
  • Llevar una alimentación sana.
  • No aumentar de peso en exceso durante el embarazo.
  • Son importantes los controles médicos, tanto antes como durante el embarazo.
  • Hay que comunicarle al especialista cualquier condición específica (tensión alta, depresión, epilepsia)
  • El consumo de alcohol debe ser nulo si estás embarazada o buscando un embarazo, del mismo modo que las drogas duras y el tabaco (fumar en el embarazo está asociado a múltiples complicaciones)
  • Hay que planificar cuidadosamente el embarazo y usar anticonceptivos si estamos usando medicamentos que pueden causar defectos del nacimiento o si no está segura que son compatibles con el embarazo.
  • Si conocemos nuestro historial médico familiar y el de la pareja podremos descubrir si hay riesgo de trastornos genéticos, y en ese caso consultar a un profesional en la genética.