Las personas con diabetes tienen más probabilidades de tener enfermedades cardiacas. Cuando usted tiene diabetes, su nivel de azúcar en la sangre es, a menudo, mucho más alto de lo que debería ser. Una cantidad excesiva de azúcar en la sangre puede provocar daños a muchas partes del cuerpo, incluidos los vasos sanguíneos.

Mantenga su nivel de azúcar en la sangre bajo control

Muchas personas que tienen diabetes se examinan el nivel de azúcar en la sangre todos los días para asegurarse de que los medicamentos y/o la insulina, la dieta y el ejercicio están funcionando para mantener el nivel de azúcar en la sangre en un rango de valores normales.

Baje de peso y manténgase así

La pérdida de peso es importante si usted tiene una gran cantidad de peso adicional alrededor de la cintura y del área abdominal. Las personas que tienden a acumular peso adicional alrededor de la cintura tienen un mayor riesgo de tener enfermedades cardíacas que las personas que tienen peso adicional en las caderas o los muslos.

Reduzca su nivel de colesterol

El colesterol es una sustancia cerosa que usa el cuerpo para proteger los nervios, para fabricar tejidos celulares y para producir determinadas hormonas. El hígado puede fabricar todo el colesterol que el cuerpo necesita. El colesterol presente en los alimentos que usted consume (como huevos, carnes y productos lácteos) es adicional. Una cantidad excesiva de colesterol en la sangre puede obstruir las arterias.

Probablemente usted haya escuchado hablar sobre el colesterol “bueno” y “malo”. El colesterol “malo” o LDL (que es la sigla, en inglés, de lipoproteína de baja densidad) puede obstruir las arterias y provocar enfermedades cardíacas. El colesterol “bueno” o HDL (que es la sigla, en inglés, de lipoproteína de alta densidad) transporta el colesterol que no se necesita fuera de los tejidos del cuerpo. Esto reduce su riesgo de tener una enfermedad cardiaca.

Aumente su nivel de actividad física

Usted y su médico pueden planificar los ejercicios que funcionen mejor para usted y que sean seguros. No necesita un gimnasio ni un equipo costoso para realizar la cantidad de ejercicio necesaria. Caminar rápido es un excelente ejercicio. Subir las escaleras, en lugar de tomar el elevador es otra cosa buena que puede realizar.

Controle su presión arterial

Las personas que tienen diabetes tienen también, a menudo, presión arterial alta. La presión arterial alta es un gran factor de riesgo del accidente cerebrovascular. También aumenta el riesgo de tener una enfermedad cardíaca y una enfermedad de los riñones.

Los mismos cambios en el estilo de vida que controlan los niveles de azúcar en la sangre y reducen el riesgo de tener una enfermedad cardíaca podrían también ayudar a mantener la presión arterial en niveles seguros. Cuanto más baje de peso, mayor será la reducción de la presión arterial. También es importante no beber mucho alcohol.

Si la presión arterial no se reduce lo suficiente con la dieta y el ejercicio, es posible que su médico le indique que tome medicamentos que le sirvan de ayuda.