Lima, 24 jul (EFE).- Una coalición de organizaciones civiles demandó hoy al Estado peruano educación sexual para 8 millones de escolares para prevenir los embarazos tempranos, las infecciones de transmisión sexual y los abusos en este sector de la población.

«Necesitamos que haya más horas lectivas y más materiales educativos, así como docentes capacitados y presupuesto para llegar a las 60.000 escuelas que existen en el país y así evitar embarazos tempranos, infecciones de transmisión sexual (incluido el VIH), abuso y violencia sexual, bullying y explotación sexual», declaró el coordinador de la alianza, Edgardo Segil, en una presentación del tema.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) a 2013, el 13 por ciento de adolescentes peruanas, entre los 15 y 19 años, ha tenido un embarazo temprano, mientras que el 13,8 % de víctimas de abuso sexual fue menor de edad.

Durante el foro «Ocho millones de estudiantes, ocho millones de razones para la educación sexual integral», Segil exhortó al Ministerio de Educación para que incremente y acelere sus esfuerzos para integrar en el currículo la educación sexual integral en las escuelas, con los estándares internacionales, basado en evidencia científica, con enfoque de género y derechos humanos.

A su turno, el educador Idel Vexler afirmó que brindar una educación para la sexualidad de calidad y con bases científicas «es un derecho humano universal e inalienable, teniendo en cuenta los siguientes parámetros: perspectiva de género, respeto a la diversidad, la especificidad cultural y de contexto social, así como el trabajo de prevención del maltrato sexual».

Según un estudio sobre el Estado del Arte de la Educación Sexual en América Latina, desarrollado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), los países que han logrado avances más significativos en este tema en la región son Uruguay, Colombia, Argentina y Cuba a la luz de las metas, compromisos y consensos establecidos en diferentes conferencias y tratados internacionales y regionales, lo que debería alentar la cooperación sur-sur.

La Alianza por la Educación Sexual Integral «Sí podemos» está formada por el Instituto Peruano de Paternidad Responsable (INPPARES), el Instituto de Educación y Salud (IES), Amnistía Internacional, Asociación Kallpa, Sociedad Peruana de Adolescencia y Juventud (SPAJ), Católicas por el Derecho a Decidir, entre otros.