Charlotte.- Durante los años 1960 y 1970, muchos estados en EU redujeron la edad para beber a 18 años, para que coincidiera con la edad para el servicio militar y la votación. Un aumento en las muertes por conducir ebrios llevó a la ley que elevó la edad legal para beber a 21 en todo el país.

Cuando hablamos de alcohol, por alguna razón se relaciona más con los varones, pero la realidad es que existe un alto número de mujeres que sufren de esta adicción y muchas de ellas también se inician a muy temprana edad

Las mujeres que se convertían en adultos, cuando 18 fue la edad legal para beber en los Estados Unidos, están en mayor riesgo a largo plazo para el homicidio y el suicidio, que las mujeres que crecieron después que la edad legal para beber aumentó hasta los 21, según un nuevo estudio

El estudio siguió a los estadounidenses que llegaron a ser adultos antes de 1984, cuando una ley federal que entró en vigor estableció la edad legal para beber como 21.

Durante los años 1960 y 1970, muchos estados redujeron la edad para beber a 18 para que coincidiera con la edad para el servicio militar y la votación. Pero el aumento en las muertes por conducir bajo la influencia del alcohol provocó un cambio en la ley, que elevó la edad legal para beber a los 21 en todo el país.

Los investigadores analizaron los datos de 200,000 suicidios y 130,000 homicidios que se produjeron entre 1990 y 2004. Se centraron en los 39 estados donde se elevó la edad para beber a 21. En 37 de los 39 estados, se encontraron con que la mujer que pudo consumir alcohol antes de los 21 años cuando era legal, tenían un riesgo 12 por ciento más alto para el suicidio, que las mujeres que crecieron cuando los 21 años era la edad legal para beber.

En 38 de los 39 estados, las mujeres que crecieron cuando la edad legal para beber era los 18 años, tenían un riesgo 15 por ciento mayor de morir por homicidio, en comparación con las mujeres que han vivido bajo la norma de los 21 años como edad legal para beber.

Estas tendencias no se observaron entre los hombres.

El aumento de la edad legal para beber a los 21 ha impedido hasta 600 suicidios y 600 homicidios al año, estimaron los investigadores.

“Sospechamos que la adolescencia es un período único en términos de la respuesta del cerebro al alcohol y la vulnerabilidad a la adicción”, dijo el investigador Richard Grucza. “Y, de hecho, lo que tenemos aquí es un experimento natural que apoya la idea de que, mediante la demostración de una consecuencia no deseada, pero positivo, que viene de haber elevado la edad para beber. www.Drugfree.org

Preguntas o comentarios, llame a Alba Sánchez (704) 375-3784 Ext. 23. Consultas y referencia para tratamientos de drogas y alcohol (704) 375-3784 Ext. 19. sanchez@preventionsservices.org