Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA) hizo un llamado de atención con la relación al uso de alcohol en bebidas energéticas.

Cuestionan la supuesta seguridad que hay en las combinación con éstas bebidas y el alcohol “Se están recibiendo denuncias de ciudadanos donde relacionan el uso de las bebidas energéticas con comportamientos peligrosos y hasta dañinos poniendo en peligro la vida.

En realidad la FDA esta cuestionando la ley que en un principio permitía el uso de cafeína en bebidas como las gaseosas y han dicho claramente que nunca se pasó una ley que permitía el uso de alcohol en las bebidas energéticas. Llama la atención que las bebidas energéticas están en el mercado desde el inicio de 2000 y hasta ahora dicen “nunca permitimos  el uso del alcohol”

Solo en 2006 se introdujeron unos 500 nuevos productos energéticos al mercado mundial. En términos de ganancias, las bebidas energéticas generan alrededor de $3,200 millones. Solo un 31% de sus consumidores van desde los 12 a 17 años como sus regulares clientes, comparado con un 22% entre lo adultos de 25 a 34 años de edad. Uno de los riesgos en los jóvenes es que muchas de bebidas inclusive tienen hasta un 9.7% de alcohol.

Por mencionar algunas de ellas están: Sparks, Change, Rock Star y Tilt.

La realidad es que no se conocen los efectos a corto y largo plazo en el organismo. Y de ahí el interes en regular la venta de este tipo de bebidas.

Actualmente un total de 20 estados deberán empezar a trabajar para justificar la combinación de cafeína y alcohol en las bebidas energéticas.

El mercado de las bebidas energéticas con alcohol ha crecido inclusive más que la venta de la cerveza y el vino por sí misma.

Algunos grupos que se benefician de sus ganancias se cree estaría contemplando la idea de pelear la iniciativa de regulación bajo el argumento de que en un principio ellos fueron aprobados por la organización que regula la venta y propaganda en relación con alcohol y tabaco.

La realidad es que la composición química de estas bebidas podría estar relacionada en gran número con el incremento de accidentes de tránsitos anualmente donde la mayoría de veces jóvenes pierden la vida.

Algunos de sus componentes crean reacciones pasajeras o no normales. De repente la persona se puede sentir muy bien pero tan pronto como pase su efecto necesitará más bebidas o sus reacciones pueden cambiar totalmente.

Recuerde que esta información es solo con propósitos educativos de parte de “Un  llamado de atención departe de la FDA (Food and Drug Administración).

Preguntas o comentarios, llamar a Alba Sánchez (704) 375-3784 Ext. 23. Consultas y referencia para tratamientos  de drogas y alcohol  (704) 375-3784 Ext. 19. sanchez@preventionsservices.org