Con la cantidad de información que hay disponible en internet, comprendemos que sientas la tentación de hacerlo todo tú misma.

El problema es que el ‘Do It Yourself’ no siempre es aconsejable. En muchos casos, sería realmente peligroso. Apunta algunos de los arreglos que jamás deberías intentar hacer por tu cuenta.

Reparar el microondas
Estos hornos usan un alto voltaje, lo cual los hace particularmente peligrosos. Por eso, no deberías intentar quitar la cubierta o tocar sus partes eléctricas, recomienda la Comisión de Seguridad para el Consumidor de Productos de EU (CPSC).  Exponer ciertas partes eléctricas podría ser muy peligroso para los consumidores. Por eso, llama a un profesional para reparar estos artefactos.

Colocar interruptores de electricidad
Estos interruptores son muy necesarios para evitar electrocuciones. Sin embargo, ¡eso no quiere decir que seas tú quien los instale! Llama a un electricista calificado, ya que estas instalaciones implican trabajar con paneles eléctricos que en general tienen carga, aún cuando los circuitos están apagados, señala la institución mencionada. 

Conectores de gas antiguos
Si tienes alguno de estos conectores, de latón y sin revestimiento, la CPSC recomienda reemplazarlos por unos con revestimiento plástico o de acero inoxidable.
Pero no deberías ni siquiera mover el artefacto tú misma para limpiar detrás o mirar si hay algún problema.
Hacerlo podría resultar en fallas que, a su vez, podrían conducir a explosiones o incendios letales. ¡Llama a un professional certificado!

Reparar el cableado de aluminio
Muchas casas en los Estados Unidos (sobre todo las construidas entre 1965 y 1970) podrían tener cableado de este tipo.
El aluminio se recalentaría con facilidad, generando incendios. Para identificar problemas en este tipo de instalaciones, presta atención a estos indicios: tomas de corriente o interruptores calientes, luces que parpadean, circuitos que no funcionan, plástico quemándose en las tomas de corriente o interruptores.
Si es así, bajo ningún concepto intentes arreglarlo tú mismo, ya que podrías electrocutarte, indica la CPSC. Llama a un especialista.

Talar árboles
Si ves que un árbol está ladeado o que hay riesgo de que caiga, primero, aléjate y alerta a otras personas. Avisa a tus vecinos y familiares, si es necesario. Y llama de inmediato a un especialista forestal, para que se haga cargo de la situación.
Los árboles en estas condiciones son muy peligrosos, y requieren la ayuda de maquinaria para ser removidos, explica el sitio de Extensión de la Universidad de Missouri.

¿Conclusión? En todos los casos mencionados, ¡llama a un experto!