Winston-Salem.- El accidente cerebrovascular o “ataque cerebral” ocurre cuando un coágulo de sangre bloquea una arteria o se revienta un vaso sanguíneo, interrumpiendo el flujo sanguíneo a una parte del cerebro. Como resultado, las células cerebrales mueren por la disminución del flujo sanguíneo y la consiguiente falta de oxígeno. 

Cada año, más de 795,000 personas en los Estados Unidos sufren un ataque cerebrovascular. Aproximadamente 610,000 de estos son primeros o nuevos ataques cerebrovasculares. Alrededor de 185,000 accidentes cerebrovasculares -casi 1 de 4- ocurren en personas que han tenido un accidente cerebrovascular previo.

Los factores de riesgo que no se pueden controlar incluyen: la edad, el riesgo de accidente cerebrovascular se duplica después de los 55 años de edad o más; el género, los hombres tienen un índice un poco más elevado que las mujeres; la raza, los afroamericanos son más susceptibles a sufrir un accidente cerebrovascular; la genética involucra antecedentes familiares de accidente cerebrovascular y fibromialgia. Aunque las tasas de mortalidad por accidente cerebrovascular han disminuido durante décadas entre todas las razas/etnicidades, los hispanos han visto un aumento en las tasas de mortalidad desde el 2013.

Los síntomas de alguien que está sufriendo un accidente cerebrovascular pueden incluir: un dolor de cabeza muy intenso y repentino sin causa conocida, pérdida repentina de coordinación o equilibrio, dificultad repentina para ver con un ojo o ambos ojos. Además, el acrónimo F.A.S.T. se utiliza ampliamente para identificar los primeros síntomas de un accidente cerebrovascular, como:

  • F=FACE (cara) pídale a la persona que sonría. ¿Está caído un lado de la cara?
  • A=ARM (brazo) pídale a la persona que levante ambos brazos. ¿Uno de los brazos se desvía hacia abajo?
  • S=SPEECH (habla) pídale a la persona que repita una oración sencilla. ¿El habla suena extraña o entrecortada?
  • T=TIME (tiempo) si nota alguno de estos síntomas, es hora de llamar al 911 o ir de inmediato al hospital más cercano.

Los síntomas de un accidente cerebrovascular temporal, conocido como ataque isquémico transitorio (TIA, siglas en inglés) incluyen los mismos síntomas y deben tomarse con seriedad, ya que son una advertencia antes de un accidente cerebrovascular real.

Recuerde programar su visita médica anual para que se realicen exámenes médicos basados en su historial de salud, sexo y edad. Si está buscando un(a) proveedor(a) de atención médica primaria, por favor comuníquese con Wake Forest Baptist Health al 336-716-WAKE (9253) o visite www.WakeHealth.edu/PrimaryCare

*Este artículo ha sido escrito por Thomas Whyte, MD con Medicina Familiar – Deep River.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *