Si estás pensando en actualizar tu teléfono, asegúrate de eliminar tu información personal antes de canjearlo. ¿Por qué? Porque en tu teléfono podrías tener almacenada mucha información personal y delicada como tus contraseñas, números de cuenta, emails, mensajes de texto, fotos y videos. Y si esa información termina en las manos equivocadas, alguien podría usarla y causar estragos. Podría abrir cuentas bajo tu nombre, gastar tu dinero, piratear tu email o apropiarse de tus cuentas de medios sociales. A continuación, los pasos a seguir para eliminar tu información personal antes de canjear tu teléfono.

¿Acabas de conseguir un nuevo teléfono? Averigua cómo proteger el aparato y tus datos. ¡Estas recomendaciones también se aplican a los teléfonos que no son tan nuevos!

Paso 1. Haz una copia seguridad

Si vas a canjear tu teléfono, lo primero que debes hacer es una copia de seguridad de tus datos.

Hacer una copia de seguridad de tus datos en un iPhone.

Haz una copia de seguridad de tus datos en un teléfono Android

Paso 2. Retira las tarjetas SIM y SD

Si tu teléfono tiene una tarjeta SIM, puede que tenga almacenada tu información personal. Retira la tarjeta SIM. Si vas a mantener el mismo número de teléfono, es posible que puedas transferir tu tarjeta SIM a tu nuevo teléfono.

Pero si no reutilizas la tarjeta SIM, destrúyela. Si tu teléfono tiene una tarjeta de memoria SD para almacenamiento, retírala.

Retira una tarjeta SD de un teléfono Android

Paso 3. Borra tu información personal

Restablece el teléfono para eliminar tu información de tu viejo teléfono. Después de restablecer tu teléfono, confirma que has borrado cosas como tus contactos, mensajes de texto, fotos, videos e historial de navegación.

Cómo borrar el contenido de tu iPhone.

Cómo eliminar los datos de tu teléfono Android.
 

Paso 4. Desconecta tu teléfono de tus cuentas y dispositivos

Antes de entregar el teléfono, reconfirma que no siga conectado a tus cuentas en línea u otros dispositivos.

Si tu teléfono estaba apareado con otros dispositivos, como un reloj o vehículo, asegúrate de desconectarlo.

Controla que las contraseñas para tus cuentas o para la conexión Wi-Fi no sigan almacenadas en tu teléfono.

Si usas la verificación de 2 pasos o la autenticación de múltiples factores para iniciar sesión en cualquiera de tus cuentas, elimina tu teléfono de la lista de dispositivos confiables.

Si no vas a conservar tu número de teléfono, cambia el número registrado en cualquier cuenta o servicio que use ese número para identificarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.