Charlotte.- Si usted ha tenido dificultades económicas alguna vez, seguramente habrá oído hablar de las compañías de liquidación de deuda (debt settlement companies). Estas compañías anuncian sus servicios como la solución a sus problemas con las deudas, con frecuencia usando prácticas de mercadeo engañosas.

El concepto de liquidación de deuda (debt settlement) consiste en que un acreedor acuerda aceptar un pago menor que la cantidad total de la deuda. Las compañías de liquidación de deuda promocionan sus servicios como una alternativa asequible para hacer frente a las deudas que usted pueda tener. Desafortunadamente, si usted utiliza una compañía de liquidación de deuda, seguramente acabará con más problemas.

La primera cosa que le va a pedir una compañía de liquidación de deuda es que no haga ningún pago más a sus acreedores y que deposite una cantidad determinada de dinero cada mes en una cuenta de ahorros de registro (designated savings account o “trust” account). Una vez que usted haya depositado una cantidad determinada, la compañía le va a ofrecer un pago único que se conoce como indemnización a pago alzado (lump-sum payment)a uno de sus acreedores. Cuando esa cuenta esté liquidada (settled), la compañía de liquidación de deuda volverá a repetir el proceso con el resto de sus acreedores.

Las compañías de liquidación de deuda afirman que tienen relaciones privilegiadas con los acreedores y que pueden conseguir mejores acuerdos que usted. También alegan que pueden solucionar los problemas de deudas en muy poco tiempo (de 6 a 8 meses). Por último afirman que si usted trabaja con ellos, los acreedores no le demandarán.

La cruda realidad es que las compañías de liquidación de deuda no tienen relaciones especiales con los acreedores. Además están los cargos o comisiones. No todo el dinero que usted deposita en la cuenta de ahorros va dirigido a pagar la deuda. Normalmente, entre un 15 y 20 por ciento va a la compañía de liquidación de deuda como pago por sus servicios.

Pero eso no es todo. Su historial de crédito puede sufrir todavía más daño. Si usted deja de hacer pagos, los acreedores reportarán esto a las agencias de crédito. Cada mes que usted no pague, su crédito empeorará. Y es probable que el acreedor utilice a una compañía de cobro de morosos. Además, los acreedores suelen reportar las liquidaciones como liquidado por menos de la deuda total (settled forless than the full balance) en vez de liquidada la deuda total.

Hay otros problemas que puede tener. Por un lado va a recibir llamadas desagradables de cobradores, por otro lado es posible que la compañía acreedora le demande judicialmente. Por último, algunas compañías de liquidación.