Por Emily Polanco.- Todos los meses, residentes en Estados Unidos pierden sus ahorros en fraudes relacionados con premios de loterías. El sistema que utilizan los estafadores es contactar a individuos por Internet, teléfono y carta, comunicándoles que han ganado un premio en una lotería, que en la mayoría de los casos es extranjera.

A cambio de recibir el premio, a usted le van a pedir que envíe una cantidad de dinero para cubrir los impuestos y costos de procesamiento, pero al final nunca recibirá el premio. “Los estafadores que usan el telemercadeo son expertos en engañar a la gente para que les envíe dinero,” dice el fiscal general de Carolina del Norte Roy Cooper.  

Si usted no ha comprado un billete de lotería, no va a ganar un premio. Además, según informan la Comisión Federal de Comercio y el Departamento de Estado, la ley de Estados Unidos prohíbe la compra de loterías extranjeras por teléfono o correo.

Según el Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos, los consumidores de Estados Unidos gastan unos $120 millones al año en estafas de lotería.  La mayoría de los estafadores están en el extranjero y es muy difícil localizarlos.

Aunque el gobierno federal y los estados están llevando a cabo medidas para acabar con el fraude, es importante que usted esté preparado para evitar que le engañen. Aquí tiene algunos consejos:

  • No dé nunca sus números de tarjeta de crédito, seguro social o ITIN, licencia de conducir, pasaporte o cuentas bancarias a personas que llaman por teléfono ofreciendo premios o participación en loterías.
  • No conteste nunca a mensajes por carta o correo electrónico que le garantizan un premio de lotería. Si contesta, los estafadores van a vender sus datos a otros estafadores.
  • Si recibe un cheque y le piden que devuelva una pequeña cantidad como gastos de procesamiento e impuestos, no lo deposite. Es una estafa.