Policías custodian hoy la entrada de la casa de empeño "Prisa", en Managua (Nicaragua). EFE/Jorge Torres

Managua, 15 ago (EFE).- La Policía Nacional de Nicaragua intervino este lunes la empresa de préstamos Prisa, que cuenta con 38 sucursales en el país, con 21.927 clientes, y exporta oro a una refinería de Miami, Estados Unidos.

“El día de hoy me llamó mi gerente general para decirme que las 38 sucursales de Prisa, que es la casa de empeño más grande de Nicaragua, que todas habían sido allanadas por la Policía, igual que la oficina central”, dijo el propietario de esa empresa, Mario Hurtado, a la plataforma digital Artículo 66.

“De algunas sucursales se llevaron el oro, la plata y algunos artículos empeñados, que no son míos, son de más de 20.000 clientes”, continuó el ejecutivo, quien reside desde hace dos años en México, según dijo, por razones de salud.

El empresario aseguró que los agentes policiales “se tomaron” la empresa, “se llevaron las computadoras” y cambiaron el sistema de comunicación por internet de la matriz con todas las sucursales.

Un equipo de la Agencia Efe comprobó que algunas sucursales de Prisa en Managua estaban ocupadas por agentes policiales.

Hurtado, un empresario con pasado sandinista y que fue opositor al Gobierno del presidente Daniel Ortega, aseguró que no tiene “ninguna comunicación oficial, una denuncia, una demanda”, y que tampoco lo ha citado “nadie, ningún cliente”, por lo que desconoce las razones del allanamiento a su empresa de préstamos.

Hasta el momento la Policía Nacional no ha dado a conocer los motivos de la intervención de las sucursales de la casa de empeño Prisa.

ADVIERTE A EMPRESARIOS

“Esta es una situación alarmante para todos los empresarios de Nicaragua (…) Soy un empresario que no financia a la oposición de Ortega. No me meto en política, ni siquiera estoy en un chat de opositores. Estoy aislado totalmente de la política y que me confisquen de esa manera, pues significa que en Nicaragua todos los empresarios estamos a merced de a quien el Gobierno de Ortega decida confiscar”, consideró.

El empresario explicó que su empresa exportaba oro y plata hacia una refinería de Miami por valor de entre 80.000 dólares a 100.000 dólares cada cuatro meses, y que ese dinero retornaba a Nicaragua.

“Con excepción de los pagos a un inversionista norteamericano, que es el mayor prestamista que tiene la empresa y le pagamos los intereses todos los meses, y aparte, en el caso mío, dinero que a mí me debía la empresa, la empresa me lo pagó, con lo cual estoy en tratamiento médico en México”, indicó.

El empresario recordó que el Estado de Nicaragua lo acusó penalmente en 2014 por un caso de usura, que dijo fue “un invento” y por el que lo condenaron.

“Estuve seis meses preso y cuando salí funcionarios del Gobierno de Ortega me dijeron que no me metiera más en política, porque la próxima vez no iba a salir nunca (…). Desde entonces no me meto en política absolutamente para nada”, sostuvo.

LA MAYOR CASA DE EMPEÑO

La casa de empeño Prisa, que comenzó a operar en 1996 con tres sucursales en Managua, cuenta con 21.927 clientes activos distribuidos en 38 sucursales, y genera 150 empleos.

Actualmente cuenta con 38 sucursales en los diferentes departamentos de Nicaragua, incluyendo la Costa Caribe, “siendo así la casa de empeños con mayor presencia en todo el país”, según su página web.

“Nuestra razón de ser es apoyar a la población nicaragüense que necesitan financiación inmediata a través de préstamos con garantía prendaria (…) para poder resolver urgencias, imprevistos y necesidades básicas de la manera más fácil y rápida”, explicó en su presentación.

Según Hurtado, son supervisados por la Unidad de Análisis Financiero (UAF) que vigila el cumplimiento de las obligaciones en materia de prevención del lavado de activos y el financiamiento al terrorismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.