Fotografía de algunos de los destrozos dejados por el paso del huracán Ian, el 27 de septiembre de 2022, en Pinar del Río (Cuba). EFE/Yander Zamora

La Habana, 29 sep (EFE).- El azote del huracán Ian sobre el extremo occidental de Cuba dejó al menos 8.583 hectáreas de diversos cultivos afectadas, de acuerdo con cifras parciales de los daños del Ministerio de la Agricultura.

El recuento preliminar no incluye los daños en Pinar del Río, la provincia más occidental del país y por donde cruzó Ian, un huracán que alcanzó en Cuba la categoría 3 (sobre 5) en la escala Saffir-Simpson.

En general, la mitad de los daños en la agricultura se concentran en cultivos de yuca y plátano, a los que se añaden las afectaciones en explotaciones avícolas y porcinas.

En Pinar del Río, el primer huracán de la temporada que toca Cuba causó daños en más de 5.000 casas de tabaco -su principal producto exportable- y en el 75 % de sus naves de producción avícola, según informes de la empresa estatal Tabacuba y el Ministerio de Agricultura.

Los efectos de las fuertes lluvias y vientos de hasta más de 200 kilómetros por hora de este huracán también se extendieron a las provincias vecinas de Artemisa, La Habana, Mayabeque, así como al municipio especial Isla de la Juventud, según el balance de Ministerio de Agricultura presentado en una reunión de evaluación gubernamental.

En Artemisa se han registrado afectaciones en 7.529 hectáreas de viandas, frutas, arroz y café -entre otros cultivos- así como en vaquerías, granjas porcinas y de la avicultura.

Mayabeque ha contado 961 hectáreas de plantaciones agrícolas con algún tipo de afectación, fundamentalmente de plátano, yuca, maíz, tomate, frijol y hortalizas.

En La Habana, se estiman pérdidas de más de 4 millones de posturas de hortalizas, roturas en los techos de casas de cultivos (39) y unidades productoras (4).

El municipio Isla de la Juventud, el primer territorio cubano afectado por Ian, ha registrado daños en más de 50 casas de curar las hojas de tabaco, en 93 ha. de otros cultivos.

A su paso por Cuba, el huracán Ian dejó numerosos destrozos en viviendas, infraestructuras y el sector agropecuario, a lo que se suman tres muertos. El sistema eléctrico colapsó en toda la isla y sólo se está recuperando a cuentagotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *