Vista del Aeropuerto Internacional de Tocumen, en una fotografía de archivo. EFE/ Bienvenido Velasco

Ciudad De Panamá, 4 oct (EFE).- Odebrecht reiteró este martes que ha “cumplido todas las obligaciones” del contrato para ampliar la nueva terminal del Aeropuerto Internacional de Tocumen, el principal de Panamá, después de que este la demandara por más de 20 millones de dólares por retrasos en la entrega.

CNO S.A. (Constructora Norberto Odebrecht, S.A.) señaló en un comunicado que “ha cumplido sus obligaciones contractuales y que, frente a un tribunal arbitral imparcial, probará que no es responsable de cualesquiera atrasos hubiese en la terminación de trabajos en la Terminal 2”.

Así como que “continuará ejerciendo sus derechos contractuales y legales dentro del proceso de arbitraje internacional, confiada en una decisión técnica del tribunal arbitral, en el cual se demuestre que la nueva demanda de Aitsa (Aeropuerto Internacional de Tocumen S.A ) carece de fundamento contractual, jurídico y fáctico”.

El Aeropuerto Internacional de Tocumen, un importante centro de conexiones regional, informó el pasado lunes que demandó a Odebrecht por 20.737.513 de dólares por no entregar a tiempo la ampliación de la Terminal 2 (T2), una obra de al menos 900 millones de dólares.

La constructora brasileña defiende que “debido a una serie de incumplimientos de Aitsa, así como por factores ajenos a la contratista, CNO se ha visto económicamente afectada en el equilibrio del Contrato” y que “Aitsa está contractualmente obligada a resarcir estos daños económicos”.

La nueva Terminal 2 de Tocumen, un edificio de 116.000 metros cuadrados que amplía la capacidad de admisión de pasajeros del aeropuerto de 12 a 25 millones anuales, se comenzó a construir en 2013 y debía estar lista a finales de 2017, pero su entrega se ha ido postergando con la firma de adendas pactadas por el contratista y el Estado.

Odebrecht se adjudicó la obra en una licitación en 2012 en la que ofreció el precio más bajo, 679 millones de dólares, pero la construcción ya superó los 900 millones de dólares, de acuerdo con la información oficial.

El pasado 22 de octubre se inició el procesamiento de pasajeros por la T2, por lo que Tocumen S.A. debió incurrir en múltiples gastos “por no recibir las obras conforme a los términos del contrato”, indicó el aeropuerto.

Tocumen S.A. informó a finales de septiembre de 2021 que había “rescindido el contrato a la empresa CNO, S.A. por incumplimiento de las obligaciones convenidas en el Contrato N°038/12, para la ejecución del Programa de Expansión” de la terminal aérea, una decisión que la constructora impugnó, hasta ahora sin éxito, en la esfera administrativa y judicial.

El mismo septiembre de 2021, Odebrecht negó que hubiera incumplido el contrato, afirmó que la T2 tenía “un avance constructivo de 99,9 %”, y que la “entrega sustancial” de la obra “se completó en febrero de 2020”, y que Tocumen S.A. mantenía “un retraso en los pagos debidos a CNO, impactando de forma directa la ejecución de la obra”.

Odebrecht protagonizó el escándalo de corrupción más grande del continente y admitió ante las autoridades de EE.UU. haber pagado millones en sobornos en una docena de países, casi todos en Latinoamérica, y se le impuso una multa de 2.600 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *