El expresidente de Bolivia Evo Morales, en una fotografía de archivo. EFE/Jorge Ábrego
El expresidente de Bolivia Evo Morales, en una fotografía de archivo. EFE/Jorge Ábrego

La Paz, 18 mar (EFE).- El expresidente de Bolivia Evo Morales le dijo este sábado al mandatario Luis Arce que Bolivia «no está tan bien económicamente» y le sugirió que en comisiones se pueda reflexionar esta situación para sugerir medidas para «salvar a Bolivia».

«(…) La comisión económica puede ayudar, puede proponer a nuestro presidente, a nuestro Gobierno, cómo poder salvar Bolivia, sabe hermano Lucho, no estamos tan bien económicamente, qué vamos a sugerir, qué nuevas políticas sociales para la gente humilde, para la gente pobre», manifestó Morales en un congreso del partido oficialista en la oriental Santa Cruz.

El expresidente y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) enfatizó que ese partido es el «más grande de la historia de Bolivia» y que los programas y las políticas se definen desde «el pueblo», por lo que la tarea es proponer cómo «inyectar» recursos económicos y «cómo evitar políticas de contracción económica que hacen daño a la gente pobre».

«Podemos debatir si es posible en comisiones», sostuvo.

Arce fue el ministro de Economía en la gestión de Morales y es reconocido por el Modelo Económico Social Comunitario Productivo implementado en el país.

Morales hizo estas declaraciones en su discurso en la inauguración del noveno congreso departamental del MAS que se realizó en la localidad de Yapacaní en Santa Cruz en el que participó Arce, quien estaba sentado al lado de Morales, una situación que no se daba hace tiempo ante la división interna de ese partido entre «evistas» y «arcistas».

El exmandatario pidió a la militancia del MAS «mucha unidad para defender nuestra revolución democrática cultural, unidad para evitar que vuelvan las trasnacionales a robar nuevamente los recursos naturales» de Bolivia.

«Agresiones internas y externas, vengan de donde vengan, como movimiento político no nos vamos a rendir, que sepa el imperio norteamericano», enfatizó.

Además hizo una lista de factores que el «imperio no acepta para Bolivia», como ser la industrialización del litio al igual que los recursos minerales, las petroquímicas y señaló que ahora «el plan» es que las «trasnacionales sean dueñas del agua dulce» de Bolivia.

Esta semana, la jefa del Comando Sur de Estados Unidos, Laura Richardson, señaló que las reservas de litio en Argentina, Bolivia y Chile están siendo sustraídos por «adversarios» del país norteamericano, lo que generó que el expresidente Morales denuncie «planes intervencionistas» de ese país y una «ambición» por los recursos naturales de Bolivia.

La Embajada de Estados Unidos en Bolivia emitió un comunicado rechazando esas «infundadas aseveraciones».

La calificadora Fitch Ratings otorgó en su reciente informe a Bolivia una calificación de riesgo de B a B-, de estable a negativa, que «refleja el agotamiento de sus reservas de liquidez externa» lo que ha incrementado la «incertidumbre a corto plazo y los riesgos macroeconómicos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *