Fotografía de archivo del director general del OIEA, Rafael Grossi. EFE/EPA/JUSTIN LANE

Naciones Unidas, 11 ago (EFE).- El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) dijo este jueves que los análisis preliminares que ha efectuado indican que no hay “una amenaza inmediata” a la seguridad nuclear tras los recientes ataques registrados en la central ucraniana de Zaporiyia, pero avisó que la situación “podría cambiar en cualquier momento”.

El director general del OIEA, Rafael Grossi, informó al Consejo de Seguridad de la ONU sobre los últimos acontecimientos en Zaporiyia, la mayor planta atómica de Europa, actualmente bajo control ruso y que ha sido blanco de varios bombardeos en los últimos días.

“Con arreglo a la información más reciente proporcionada por Ucrania, expertos del OIEA han concluido preliminarmente que no hay una amenaza inmediata a la seguridad nuclear como resultado de los bombardeos u otras acciones militares recientes. Sin embargo, esto podría cambiar en cualquier momento”, dijo Grossi.

En una intervención por videoconferencia, el diplomático argentino subrayó que la situación es “alarmante” y se ha deteriorado claramente en los últimos días.

Por ello, insistió en que todas las actividades militares en esa zona deben detenerse inmediatamente y volvió a instar a todas las partes a que faciliten una visita de expertos del OIEA para analizar la situación sobre el terreno “cuanto antes”.

Esa misión, explicó, se encargaría de analizar los daños sufridos por la instalación, determinar si los sistemas de seguridad funcionan adecuadamente y evaluar las condiciones de trabajo de los operarios.

“Nuestra presencia en la planta nuclear de Zaporiyia ofrecería una influencia estabilizadora. Hemos estado listos desde junio, pero por factores políticos y otras consideraciones, la misión no ha sido posible. No podemos permitir que esos factores nos retrasen más”, señaló Grossi.

Rusia, que convocó la reunión de urgencia en el Consejo de Seguridad para tratar el caso de Zaporiyia, volvió a responsabilizar hoy a fuerzas ucranianas de los recientes ataques contra la central y acusó al Gobierno de ese país de poner al mundo “al borde de una catástrofe nuclear”.

Mientras, Ucrania ha señalado a Rusia por los ataques, algo que el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, consideró “absurdo” dado que las fuerzas rusas son las que tienen el control de la planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.