Fotografía cedida por el ministerio de Economía del ministro de Economía de Argentina, Sergio Massa, acude a la Cámara de Diputados para presentar en comisión el proyecto de Presupuesto de 2023, hoy en Buenos Aires (Argentina). EFE/ Maximiliano Vernazza/Ministerio de Economía

Buenos Aires, 28 sep (EFE).- El ministro de Economía argentino, Sergio Massa, aseguró este miércoles, al defender en el Parlamento el proyecto de ley del Presupuesto 2023, que la iniciativa que prevé para el próximo año menor crecimiento pero también una desaceleración de la inflación es “prudente y realista”.

“El Presupuesto es prudente y realista. Puede ser discutible una u otra meta, pero está planteado con una enorme responsabilidad”, aseguró Massa al comparecer ante la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados.

La iniciativa, remitida al Parlamento hace 2 semanas, prevé que el producto interior bruto (PIB) de Argentina acumulará este año un alza del 4 %, para recortar el ritmo de avance al 2 % en 2023.

Respecto a la inflación, uno de los principales problemas macroeconómicos del país, el proyecto prevé que este año los precios al consumidor acumulen un alza del 95 % y que en el próximo ejercicio desaceleren su escalada al 60 %.

Massa recalcó la necesidad de que el Parlamento, que el año pasado rechazó el Presupuesto 2022 presentado por el Gobierno de Alberto Fernández, apruebe esta vez esta “hoja de ruta” cuyos objetivos centrales serán, según el ministro, estabilizar la macroeconomía, recomponer los ingresos y fortalecer el mercado interno.

COSTES DE LA GUERRA

En su intervención ante los diputados, Massa observó que Argentina se vio, por un lado, beneficiada por los altos precios de los granos como efecto de la guerra en Ucrania, pero, por otro lado, el país sufrió los efectos del encarecimiento global de la energía.

“La guerra a Argentina le lleva costados 4.900 millones de dólares, básicamente por el aumento de los precios de la energía porque Argentina, para sostener los niveles de producción, tiene la necesidad de importar energía en el invierno”, indicó.

Precisó que, además, debido a la guerra y sus efectos, Rusia suspendió el otorgamiento a Argentina de un préstamo de derechos de giros por 6.200 millones de dólares y se suspendió la ampliación del “swap” con China por 9.000 millones de dólares.

“A Argentina, la guerra le lleva costados 20.000 millones de dólares”, precisó Massa, quien advirtió lo que esto supuso para su país en términos fiscales y de nivel de reservas monetarias.

PRESUPUESTO ALINEADO CON EL FMI

Massa indicó que el Presupuesto 2023 “cumple con los objetivos” estipulados en el acuerdo de facilidades extendidas firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en marzo pasado.

La iniciativa prevé para 2023 que los recursos totales de la Administración pública nacional alcanzarán a 22,3 billones de pesos (145.751 millones de dólares), lo que representa 15,2 % del PBI y supone un aumento del 78,1 % frente a 2022.

Los ingresos tributarios de 2023 se proyectan en 14,9 billones de pesos (97.385 millones de dólares), con un alza interanual del 76,7 %.

En tanto, los gastos totales contemplados en el proyecto de Presupuesto 2023 ascienden a 28,7 billones de pesos (187.581 millones de dólares), previéndose un incremento del 71,2 % respecto del ejercicio 2022.

El resultado financiero de la Administración nacional previsto para el año próximo alcanza un déficit de 6,3 billones de pesos (41.176 millones de dólares), lo que implica un incremento del 50,9 % respecto al resultado proyectado de 2022.

Por su parte, el resultado primario para 2023 resultará deficitario en 3,7 billones de pesos (24.183 millones de dólares), lo cual implica un aumento del déficit del 27,7 % respecto del ejercicio vigente.

Dicho resultado, según el proyecto, es compatible con un déficit primario del sector público nacional del 1,9 % del PIB, desde un déficit del 2,5 % proyectado para 2022 y alineado con las metas comprometidas por Argentina en el acuerdo con el FMI.

Massa indicó que, para financiarse, el Tesoro acudirá al mercado doméstico de deuda y obtendrá desembolsos brutos de organismos internacionales por unos 3.800 millones de dólares en 2023.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *