Vista del Metro de Quito entre las estaciones de Iñaquito y Jipijapa, en el norte de Quito (Ecuador), en una fotografía de archivo. EFE/José Jácome

Quito, 15 jul (EFE).- El consorcio formado por el Metro de Medellín y la empresa francesa Transdev fue el seleccionado para operar el Metro de Quito, el primer sistema de transporte subterráneo de Ecuador, construido por la española Acciona y que será inaugurado en diciembre, anunció este viernes el Municipio de Quito.

La asociación franco-colombiana fue seleccionada frente a la oferta presentada por el Metro de Sao Paulo (Brasil), con el objetivo de que en agosto se firme el contrato, que será por un plazo de 6 años, según indicó el alcalde de la capital ecuatoriana, Santiago Guarderas.

“En menos de 6 meses tendremos funcionando el Metro de Quito, que marcará un hito en la historia de la urbe y el país”, afirmó Guarderas en una conferencia de prensa celebrada en la estación de San Francisco, ubicada dentro de una antigua casa del centro de la ciudad, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Por su parte, el gerente general del Metro de Quito, Efraín Bastidas, consideró que el consorcio seleccionado “está formado por dos empresas muy complementarias”.

“Por un lado, la firma francesa Transdev, que opera en 18 países y que tiene una amplia experiencia en iniciar nuevas líneas para operación, y por otro lado, el Metro de Medellín, quienes al ser vecinos actúan de forma muy complementaria al entender la tipología de la sociedad latinoamericana”, señaló Bastidas.

El gerente general de la empresa pública metropolitana recordó que Transdev ha tenido durante 20 años la operación del Metro de Estocolmo y también ha estado a cargo de la operación de la Línea 1 del Metro de Delhi y la 9 del Metro de Seúl, mientras que la empresa colombiana tiene “casi 3 décadas de operación”.

“Tiene un potencial muy fuerte. Hemos observado que en la presentación de la oferta se dan una serie de sinergias que permitirán un buen trabajo de su parte”, agregó.

Bastidas también detalló que el operador estará a cargo del sistema integral de recaudación, que funcionará mediante una tarjeta sin contacto.

El Metro de Quito, cuya construcción comenzó en 2013, será el primero de Ecuador y recorrerá la capital del país andino de norte a sur a lo largo de 22,6 kilómetros, con 15 estaciones en las que pararán una flota de 18 trenes, que se encuentran en la fase final de las pruebas de integración.

La obra, cuyo costo supera ya los 2.000 millones de dólares, está pendiente de la entrega final a la espera de que el Municipio quiteño concretara finalmente el contrato de operación, tras varios intentos infructuosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.