Raleigh.- Una nueva estafa que está ocurriendo en Carolina del Norte utiliza como blanco a personas que reciben ayuda del gobierno a través de Medicare.

El procurador del estado Josh Stein envió una alerta dirigida hacia el público hispano sobre esta artimaña que utilizan vendedores de distintos artículos médicos. El Medicare es una cobertura de salud pública para adultos mayores.

“Nuestra oficina ha aprendido que los estafadores están enfocando en los beneficiarios de Medicare con ofertas de suministros médicos innecesarios”, indica el comunicado emitido por el Departamento de Justicia estatal, donde se detalla que los criminales agotan los beneficios de Medicare de la víctima y en ocasiones, los afectados por la estafa se quedan sin la posibilidad de cobertura por Medicare cuando en realidad requieren los artículos.

La procuraduría estatal explicó que los estafadores comienzan el contacto a través del teléfono, correo electrónico o cartas ofreciendo artículos como rodilleras o equipo ortopédico, a un bajo costo o inclusive gratis. Aunque la persona no necesite estos productos, los estafadores generan una prescripción falsa y lo facturan a Medicare.

Además de arruinar su cobertura de salud, otra consecuencia de caer víctima de estos delincuentes es que su información personal podría utilizarse para el robo de identidad, indicaron las autoridades.

Los consejos de seguridad

Para evitar caer en estos fraudes, la fiscalía recomienda nunca compartir su información financiera ni su número de Medicare a extraños.

Si recibe una llamada con ofertas de este tipo, cuelgue el teléfono y consulte con la procuraduría para saber si es un negocio legítimo. “Recuerde, si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, podría ser una estafa”, indica el mensaje del procurador.

En caso de comprar equipo médico u ortopédico, la recomendación es que consulte con el doctor, en lugar de adquirir los productos de vendedores que se le acercan.

Reporte las estafas

Las personas que pudieron caer víctimas de cualquier estafa deben reportarla ante la procuraduría estatal llamando al 877-5-NO-SCAM. También puede presentar su queja en español por internet ingresando a https://ncdoj.gov/file-a-complaint/queja-del-consumidor/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *