Nunca es fácil lidiar con las consecuencias de un incendio, inundación, huracán, tornado u otro desastre. Pero el hecho de saber cómo reconocer y evitar las estafas comunes lo puede ayudar a proteger sus finanzas y su información personal.

• Evite las estafas de limpieza y reparación. Después de los desastres naturales, puede que aparezcan contratistas sin licencia y estafadores con promesas de rápidas tareas de reparaciones, limpieza y remoción de escombros. Algunos pueden exigir un pago adelantado y no hacer el trabajo, decir que le harán un descuento, pero cotizarle precios escandalosos, o carecer de la experiencia necesaria. Antes de que comiencen a trabajar:
• Verifíquelos. Pida identificaciones, licencias, comprobantes de seguro y referencias. Fíjese si sus camiones tienen marcada la información local. Consulte si las oficinas locales de protección del consumidor registran quejas.
• Pida más de un presupuesto. Pídale recomendaciones a gente de su confianza.
• Lea atentamente el contrato. Asegúrese de que todas las promesas estén por escrito y de comprender lo que está firmando.
• Nunca pague en efectivo. Y nunca haga el pago final hasta que el trabajo esté terminado y usted esté satisfecho con la tarea.

• Detecte a los impostores. Las estafas de impostores tienen muchas variantes, pero todas funcionan de la misma manera: un estafador que se hacer pasar por alguien en que usted confía que trata de convencerlo de que le envíe dinero o le dé información personal.
• Hay algunos estafadores que se hacen pasar por funcionarios del gobierno, inspectores de seguridad o trabajadores de compañías de servicios públicos que dicen que se debe hacer un trabajo inmediato. Pida identificaciones. Si alguien le pide dinero o su información financiera, como el número de su cuenta bancaria o tarjeta de crédito, es una estafa.
• Debe saber que FEMA no cobra cargos por la presentación de solicitudes. Si alguien quiere que le pague para ayudarlo a acceder a fondos de FEMA, es posible que sea una estafa.

• Manténgase alerta a las estafas de empleo. Después de un desastre, puede que se encuentre sin trabajo. Para engañar a la gente que está buscando un trabajo honesto, los estafadores publican sus anuncios en el mismo lugar que lo hacen los verdaderos empleadores y firmas de colocación de empleo. Mienten sobre sus probabilidades de conseguir un trabajo y a menudo le piden que les pague antes de conseguirlo — lo cual es un claro signo de estafa. Usted puede obtener verdadera ayuda para encontrar trabajo en:
• CareerOneStop. Patrocinado por el Departamento de Trabajo de EE. UU., CareerOneStop ofrece listados con cientos de miles de trabajos.
• Oficinas estatales y condales. Es posible que en su Departamento de Trabajo estatal tengan listados de vacantes de empleo o que le puedan indicar las oficinas de empleo locales que ofrecen asesoría y referencias.
• Oficinas de servicios de carreras terciarias. Averigüe qué ayuda le puede ofrecer su escuela.
Es posible que le permitan consultar sus listados de vacantes de empleo, aunque no sea un alumno actual o ex alumno de la escuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *