Vista de un Boeing 787 Dreamliner en Long Beach, California (EE.UU.), en una fotografía de archivo. EFE/Michael Nelson
Vista de un Boeing 787 Dreamliner en Long Beach, California (EE.UU.), en una fotografía de archivo. EFE/Michael Nelson

Nueva York, 25 ene (EFE).- Boeing anunció este miércoles que en el ejercicio 2022 aumentó sus pérdidas un 17,44 % interanual, hasta los 4.935 millones de dólares.

El fabricante aeronáutico estadounidense encadena 4 años con pérdidas, primero por la crisis de los 737 MAX, de la que empieza a reponerse, y luego por la crisis económica derivada de la pandemia de covid-19, que todavía afecta a la compañía, ya que la empresa dudó en aumentar la producción de aviones a la espera de que la cadena de suministro se hubiese estabilizado del todo.

En un comunicado publicado este miércoles, la empresa divulgó que tuvo una facturación anual acumulada de 66.608 millones, un 7 % más alto respecto a 2021.

El presidente y director ejecutivo de Boeing, Dave Calhoun, consideró que 2022 fue un «año importante» en la recuperación de la empresa.

«La demanda en toda nuestra cartera es sólida y seguimos enfocados en impulsar la estabilidad en nuestras operaciones y dentro de la cadena de suministro para cumplir con nuestros compromisos en 2023 y más allá», añadió.

La compañía está produciendo 31 de sus 737 jets por mes y planea aumentar eso a alrededor de 50 por mes en 2025 o 2026.

Además, Boeing dijo que aumentaría lo que ha sido una baja tasa de producción de los 787 Dreamliner a 5 cada mes hacia el final de año y a 10 por mes en 2025 o 2026. Las entregas de esas aeronaves de fuselaje ancho se habían detenido durante unos 2 años hasta este verano debido a fallas en la producción.

En el cuarto trimestre, el más seguido por los analistas de Wall Street, la compañía tuvo unas pérdidas de 634 millones de dólares, lo que supone una reducción del 84,69 % frente a las del mismo tramo de 2021.

Los ingresos entre octubre y diciembre fueron de 19.980 millones de dólares, un 35,06 % más con respecto al mismo periodo del año anterior.

Los resultados no tuvieron una buena acogida en la bolsa y las acciones de Boeing bajaban un 2,35 % en las operaciones electrónicas previas a la apertura de Wall Street.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *