crop woman typing on laptop
Photo by Mikhail Nilov on Pexels.com

Raleigh.- Una nueva modalidad de los “amantes de lo ajeno” consiste en hurtar la información personal mediante solicitudes de empleo y luego utilizarla para robar la identidad de la víctima.

El procurador estatal lanzó una “alerta al consumidor” acerca de este delito que se detectó en el Departamento de Justicia estatal y que ha afectado a estudiantes universitarios.

Según el comunicado emitido por las autoridades, “los estafadores están intentando sacar ventaja” del mercado laboral en Carolina del Norte. Los criminales colocan anuncios falsos sobre ofertas de trabajo y hasta usan el nombre de empresas legítimas. Los avisos que detectaron las autoridades estaban dentro de un colegio comunitario “diseñado para robar la información de los estudiantes”. Los interesados en el trabajo debían enviar currículum, información personal y hasta datos de sus cuentas bancarias, pero nunca fueron contratados porque el trabajo no existía y se trataba de una trampa.

La procuraduría estatal recomienda que antes de solicitar empleo, contacte directamente a la empresa con la información de contacto que aparece en su página de internet para cerciorarse que la vacante de trabajo es real. También se sugiere evitar compartir información personal o bancaria antes de una entrevista con el empleador.

“Sepa que un negocio legítimo no le pedirá la información de su cuenta de banco antes de contratarlo”, advierte la oficina que dirige el procurador Josh Stein. “Tome su tiempo para pensar en la oferta antes de aceptar. Recuerde, si la oferta suena demasiado buena para ser cierta, probablemente lo sea”.

También se invita a contactar al procurador si cree que ha sido víctima de una estafa llamando al 877-5-NO-SCAM o enviando su queja por https://ncdoj.gov/complaint.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *