Prueba de COVID-19
Si fue víctima de cargos excesivos o inesperados tras realizarse una prueba de COVID-19, puede llamar a la procuraduría estatal. Credit: Archivo

Raleigh.- La sensación de paranoia por haber estado expuesto al coronavirus o padecer síntomas orilla a las personas a buscar desesperadamente las pruebas para detectar la infección del virus.

Algunos negocios aprovechan esta situación para cobrar excesivamente a los clientes o pacientes, debido a que los cobros inesperados por las pruebas de COVID-19 pueden existir incluso en clínicas de salud, según advierte el procurador estatal.

“Hacerse la prueba es importante y nos ayuda a mantenernos seguros, pero asegúrese de proteger su información personal y dinero en el proceso”, advierte la oficina del procurador Josh Stein en una “alerta al consumidor”.

Esta dependencia del gobierno federal informó que su División de Protección al Consumidor ha recibido varias denuncias por “cargos inesperados” relacionados con practicarse las pruebas de COVID-19, en medio del aumento en casos este último mes con la variante ómicron.

Para evitar recibir cargos sorpresa y tener que desembolsar una cantidad de dinero inesperada, la procuraduría lanzó una serie de recomendaciones al público para hacer desde antes de salir a buscar la prueba.

El consejo principal de las autoridades estatales es aprovechar alguna de las clínicas de prueba gratis que organiza el gobierno en más de 360 puntos distribuidos por todo Carolina del Norte o los eventos locales en su ciudad.

Sobre las opciones en el sector privado, la alerta del consumidor explica que ciertas clínicas de salud privadas y hospitales pueden hacer un cobro por realizar el servicio de la prueba y el mismo puede ser más alto que el costo de prueba de laboratorio.

“Si se va a hacer la prueba en un sitio privado o consultorio médico, pregunta si le van a cobrar por otros servicios o pruebas”, sugirió el documento publicado por la entidad del Departamento de Justicia.

Los costos adicionales pueden ser por la prueba “expedita”. En caso de ser un precio muy elevado, se recomienda buscar otras opciones y reportar el cobro abusivo ante las autoridades.

Las quejas

Si cayó víctima de cargos excesivos o inesperados tras realizarse una prueba de COVID-19, puede llamar a la procuraduría estatal, donde especialistas en protección al consumidor se dedican a ayudar al público a buscar alivio o disputar los cargos, de ser necesario.

Para contactar a la División de Protección al Consumidor llame al 1-877-5-NO-SCAM o ingrese a:

https://ncdoj.gov/file-a-complaint/

Las pruebas a domicilio

Otra recomendación por parte del personal de la procuraduría son las pruebas gratuitas que el gobierno está enviando a los hogares. Desde esta semana comenzaron a llegar a casa los paquetes con pruebas subvencionadas por la administración federal.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte hizo una alianza con LabCorp para ofrecer pruebas gratuitas.  

Ingrese a:

https://www.ondemand.labcorp.com/nc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.