ESTAMBUL (AP) — El presidente turco debatió el sábado con los líderes de Suecia y Finlandia sobre sus objeciones al ingreso de ambos países nórdicos a la OTAN, informó la oficina del mandatario.

Recep Tayyip Erdogan habló con el presidente finlandés Sauli Niinisto y con la primera ministra sueca Magdalena Andersson en llamadas separadas para abordar las preocupaciones de Ankara sobre quienes considera terroristas en sus países, dijo en un comunicado la oficina de prensa de la presidencia.

La oficina presidencial informó que Erdogan le pidió a Suecia que retirara las restricciones a la exportación de armas defensivas que impuso a Turquía por la incursión de este país en el norte de Siria en 2019. Erdogan también dijo que esperaba que Estocolmo tomara “medidas concretas y serias” contra el Partido de los Trabajadores de los kurdos y otros grupos que Turquía considera terroristas.

“Un entendimiento que ignore a las organizaciones terroristas que suponen una amenaza para un aliado dentro de la OTAN es incompatible con el espíritu de amistad y alianza”, dijo el presidente turco a Niinisto, de acuerdo con el comunicado.

ADVERTISEMENT

En otra llamada, el presidente turco también planteó las preocupaciones de Turquía al secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg, quien ha dicho que escuchará las preocupaciones de Ankara al respecto.

El jueves, Niinisto y Andersson visitaron Washington, donde hablaron con el presidente de Estados Unidos Joe Biden sobre sus propuestas de ingreso en la OTAN en respuesta a la invasión rusa a Ucrania.

Mientras que otros países de la OTAN parecen estar encantados de que Finlandia y Suecia se incorporen, Turquía ha planteado objeciones a su adhesión, principalmente por la presencia de supuestos terroristas en ambos países y el bloqueo de la venta de armas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.