Si es detenido, recuerde que tiene derecho a asistencia legal de parte de un abogado.

Hay muchas razones por las que te puede detener la policía. El caso más frecuente por el que puede detenerte la policía es porque sospechan que usted estuvo o está involucrado en algún delito.

Los delitos pueden ser contra la propiedad, contra las personas o contra la seguridad vial (leyes de tránsito).

En ciertos casos, la policía también puede detenerte y llevarte a comisaría para interrogarte si creen que has cometido un delito o que has participado en uno.

Si usted es detenido por la policía y llevado a comisaría, recuerde que usted tiene derecho a asistencia legal de parte de un abogado.

Es muy importante hablar con un abogado antes de realizar cualquier declaración ante la policía. Lo que diga frente a un oficial de policía puede marcar el resto del proceso, y hasta ser usado en contra suyo en su juicio.

Es probable que se sienta presionado por la policía a decir algo, pero no se preocupe. Tendrá la oportunidad de dar su versión de los hechos delante del juez, que es la persona que va a juzgarlo.

La policía no está de su parte, ni son sus amigos, aunque se porten amablemente con usted.

Por eso, tener la asistencia de un abogado es muy importante. Un abogado puede informarlo sobre la gravedad de su situación y recomendarle que es lo que debe hace.

Si la policía lo ha interrogado sin la presencia de su abogado, no firme nada. Espere a que llegue su abogado para que lea su declaración.

Su abogado confirmará que su declaración corresponda con lo que ha declarado o lo que quiere declarar.

Si no recuerda el teléfono de su abogado, pero sabe su nombre, dígalo a un oficial de policía para que lo busque y encuentre el número de teléfono. 

Si necesita ayuda legal, llame a nuestra oficina al (919) 365-7701 y pregunte por el Abogado Everett. ¡Nosotros trabajamos para proteger sus derechos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *