WELLFLEET, Massachusetts, EE.UU. (AP) — Más de 40 personas —incluidos expertos en mamíferos marinos, estudiantes en prácticas y voluntarios— pasaron varias horas luchando contra la marea alta para ayudar a rescatar siete delfines que quedaron varados en las aguas poco profundas de un río de Cabo Cod esta semana.

El Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW por sus siglas en inglés) fue el primero en recibir las noticias de que los delfines de flancos blancos del Atlántico habían quedado varados en un canal poco profundo del río Herring, en Wellfleet, alrededor de las 7 de la mañana del miércoles, y los equipos de rescate llegaron al lugar a las 8 de la mañana, según informó la organización en un comunicado.

No es inusual que los delfines queden varados en la zona debido a su forma de gancho dentro del gancho más grande de la costa de Cabo Cod, y debido a las grandes fluctuaciones de las mareas en la bahía de Cabo Cod.

ADVERTISEMENT

“Los delfines parecían estar alerta y en buen estado de salud, pero con seguridad el día iba a ser soleado y caluroso y teníamos que actuar con rapidez”, comentó Misty Niemeyer, del equipo de Rescate e Investigación de Mamíferos Marinos del IFAW.

Además, la marea estaba subiendo y los delfines a menudo corren el riesgo de quedar varados de nuevo cuando baja, dijo.

Los delfines probablemente eran machos jóvenes y medían entre 1,8 y 2,4 metros (6 y 8 pies) de largo y pesaban hasta 113 kilogramos (250 libras). Después fueron trasladados en un vehículo diseñado especialmente para transportar delfines y liberados en aguas más profundas de Provincetown entre la 1:30 y las 2 de la tarde.

“El mayor y último delfín liberado parecía un poco estresado, y le pusimos una marca satelital temporal para monitorear su éxito”, dijo Niemeyer. “Liberamos a los delfines en tres tandas, y a larga todos nadaron con fuerza hacia aguas más profundas. Somos optimistas respecto a su travesía futura”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.