Raleigh.-  El condado Wake decidió no extender más su orden de quedarse en casa, que incluía restricciones más estrictas que la proclamación estatal, con el fin que los municipios que son parte de la jurisdicción del condado, se alineen a la orden "stay at home" del gobernador Roy Cooper hasta el 8 de abril en la lucha contra el coronavirus COVID-19.

Cabe recordar que el 26 de marzo el presidente de la Junta de Comisionados de Wake, Greg Ford firmó una proclamación para que los residentes del condado evitaran salir de sus hogares a menos que debieran cumplir con tareas esenciales. También prohibía las reuniones privadas o públicas de cualquier número de personas, también las visitas a amigos y familiares. Esta orden fue extendida el 16 de abril.

Para seguir los lineamientos de la orden de quedarse del gobernador Cooper y que permanecerá vigente hasta el 8 marzo, la Junta de Comisionados decidió que la medida local finalizara a las 11:59 pm del 30 de abril.

Eso quiere decir que a partir del 1 de mayo, 11 de los 12 municipios del condado (Cary; Fuquay-Varina; Garner; Holly Springs; Knightdale; Morrisville; Raleigh; Rolesville; Wake Forest; Wendell; y Zebulon) y partes de Angier, Clayton y Durham ubicadas dentro del condado de Wake , seguirá la orden del Gobernador Cooper Stay-at-Home.

Se espera que la ciudad de Apex emita su propia proclamación.

"Pusimos nuestra orden a fines de marzo para frenar la propagación de COVID-19 en el condado de Wake, un día antes de que el gobernador emitiera la orden estatal de quedarse en casa", dijo el presidente Ford. “Nuestra comunidad se vio afectada primero por el virus, por lo que es vital que actuemos con mayor rapidez. Pero ahora que hay una propagación comunitaria y todos estamos luchando para reducir la propagación colectivamente, es apropiado seguir la orden del estado, lo que proporciona cierta flexibilidad adicional a nuestros residentes".

La orden del gobernador pide a las personas a quedarse en casa, excepto para visitar negocios esenciales, hacer ejercicio al aire libre o ayudar a un miembro de la familia.

Específicamente, la orden prohíbe las reuniones de más de 10 personas y ordena a todos mantenerse físicamente al menos a seis pies de distancia de los demás.

El gobernador Cooper anunció la semana pasada que tiene un plan de tres fases para levantar estas restricciones. El calendario para implementarlo se basa firmemente en las tendencias de datos del virus.

Hasta el momento en Wake hay 814 casos de contagios del nuevo coronavirus COVID-19 y 17 muertes relacionadas con dicha enfermedad.

Foto: Greg Ford firma la proclamación que da finalizado la orden de quedarse en casa en Wake.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *