Raleigh, 17 Nov.- Al menos unas 150 personas asistieron hoy a la misa en la iglesia católica San Rafael de Raleigh para dar el último adiós al trabajador hispano Jose Luis Rosales Nava, quien perdió la vida cuando el pasado 13 de noviembre colapsó un puente peatonal en construcción en el Centro Comunitario Wake Tech. Su esposa, Sonia López lo recordó como un buen padre, esposo, hijo, hermano y amigo. López agradeció la solidaridad de la comunidad latina de NC que manifestaron su muestra de apoyo y consuelo a su familia. Tras la ceremonia habló con la prensa. Aquí un extracto.

Lea todos los detalles en la edición impresa de Qué Pasa Periódico el próximo miércoles.

NOTAS RELACIONADAS