Durham.- Un total de 16 familias, la mayoría de ellas hispanas, se vieron afectadas por un incendio ocurrido la semana pasada en el conjunto de apartamentos Oak Creek de Durham, en el que aparte de las pérdidas materiales, no se presentaron víctimas o heridos.

De acuerdo al reporte del Departamento de Bomberos el fuego se inició de manera accidental en uno de los apartamentos que quedó completamente destruido mientras que otros dos fueron afectados por el agua. Las demás viviendas sufrieron daños por el humo, lo que obligó a desalojar a todas las familias que habitaban en ese bloque residencial. La Cruz Roja ayudó de manera inmediata a las familias que fueron evacuadas y las trasladadó a un hotel cercano en donde recibieron hospedaje, alimentación, ropa y ayuda emocional.

“Asistimos a 14 de las 16 familias, porque dos se fueron antes de que llegáramos. En total son 61 personas de los cuales hay 40 adultos y 21 niños,”, dijo Joselito García, de la Cruz Roja de Durham, quien agregó que el 75 % de los afectados son hispanos.

Sin embargo, tres días después de la conflagración, las familias afectadas ya contaban con un nuevo hogar, después de que  les fueran reasignados nuevos departamentos dentro del mismo complejo residencial.

De acuerdo con un comunicado enviado a Qué Pasa por parte de la administración de los departamentos Oak Creek, se adelantaron rápidamente los trabajos para tener listas las unidades disponibles y poder reacomodar a 15 de las 16 familias en otros apartamentos.

Además, informaron que le prestaron a los residentes toda la ayuda necesaria como  brindarles cajas de cartón y poner a su dispocisión camiones para que pudieran realizar la mudanza.

“Gracias a Dios nuestro departamento no sufrió daños y solo fue afectado por el humo. Afortunadamente no se dañaron nuestras pertenencias por el fuego o el agua y lo único es todo el trabajo que requiere la mudanza para volver a organizarnos”, dijo Judith, quien vivia junto a sus cuatro hijos, en frente del departamento donde comenzó el incendio.

Por su parte, Abraham Lopez, recordó los difíciles momentos que vivió cuando comenzó el fuego. “Ya estábamos descansando en casa y viendo la televisión. De repente,  comenzaron a sonar las alarmas y lo primero que hice fue sacar a mis niños a la calle sin nada más”, relató. “Ya nos entregaron el nuevo apartamento y afortunadamente no tuvimos que estar buscando a donde  quedarnos porque la Cruz Roja se hizo cargo de nosotros”.

Campaña de ayuda
Con el fin de ayudar a las familias afectadas,  la Iglesia de Todos los Santos, a cargo del reverendo Thomas Kortus, se unió con otras iglesias y organizaciones locales para adelantar una campaña de recolección dinero, tarjetas de regalo y artículos para el hogar que les fueron entregados a los afectados.

Asimismo, el consulado de México en Raleigh se ha puesto en contacto con los damnificados con el fin de poderles brindar asistencia. “Hemos entrevistando a todas las familias afectadas para estudiar cada caso y ver de qué manera podemos ayudarlas”, dijo José Luis Leison, portavoz del cónsul Carlos Flores Vizcarra.

Otras organizaciones, como El Centro Hispano, Salvation Army y Caridades católicas también han ayudado a las familias .

Ayude a las familias
Las personas que deseen ayudar a los afectados, pueden dirigirse a la oficina principal del conjunto Oak Creek ubicado en 4230 Garrett Rd  Durham, NC 27707.
Informes: (919) 489-2302

Fotos Jorge Linares