A partir de ahora la mexicana Margarita Torres, habitante del parqueadero de trailas de Stony Brook tiene “a la vuelta de la esquina”, un lugar que ofrece diferentes servicios para ella y sus hijos.

Al igual que esta mexicana, cientos de familias hispanas que viven en esta zona de Raleigh, y que el año pasado se vieron afectados por el paso de un tornado que dejó muerte y destrucción, podrán disfrutar del Hill Street Park un proyecto que tiene como fin promover la educación y la naturaleza.

“Estamos muy contentos de que hayan abierto este parque porque en esta zona no teníamos un espacio así para que los niños jugaran o asistieran a los diferentes programas”, dijo Torres durante la inauguración del parque que se realizó la semana pasada.