Raleigh.-  Un numeroso grupos de jóvenes latinos y sus padres se reunieron con  la superintendente de las Escuelas Públicas del Condado Wake, Cathy Moore Quiroz a quien le expresaron su preocupación y entregaron una serie de peticiones que buscan proteger a los alumnos y a sus familias ante una potencial amenaza de ICE.

Fernando Martínez de la Alianza para la Justicia Educacional, que promovió este encuentro, calificó  de positiva la reunión que se realizó a puertas cerradas el 6 de noviembre en Raleigh.

“La gente se sintió escuchada y pudieron hacer preguntas. Los jóvenes tuvieron la oportunidad de expresar sus puntos y ella (Moore) les contó la historia que es inmigrante y cómo siendo maestra latina en otras escuelas a veces tenía que educar a otras personas que hablan inglés sobre la necesidad y realidad latina, así que hubo conexión entre ella y los estudiantes”, dijo Martínez a Qué Pasa al explicar dos de los aspecto por lo cual el encuentro puede ser considerado como productivo.

Destacó adicionalmente que es la primera vez desde el 2012 que un superintendente de las escuelas públicas de Wake se reúne con la comunidad inmigrante y latina.“Lo que ella hizo muy bien fue escuchar e hizo varias preguntas… Hubo un diálogo y tenemos buenas expectativas para el futuro”.

Hablan del miedo a ICE

Con el fin que la superintendente pudiera entender el impacto que causa Inmigración en las comunidades y cómo estás últimas se organizan para autoprotegerse, los estudiantes de la escuela secundaria Garner le presentaron la aplicación para teléfonos celulares  que están desarrollando y que permitiría alertar a la comunidad ante la presencia de ICE. De igual forma, otro grupo le explicó sobre la red de vigilancia comunitaria Radar Safe  que se encarga de verificar si agentes de Inmigración se encuentran en algún barrio o han realizado detenciones.

 

Demandas

Durante el encuentro, que congregó a 25 jóvenes de distintas escuelas de Wake y 15 adultos,  Moore pudo conocer las cuatro demandas relacionadas con la búsqueda de protección a los estudiantes inmigrantes ante un posible accionar de ICE.

“El objetivo es obtener una claridad del sistema de educación sobre los protocolos que ellos tienen ahora mismo en cuenta si hay presencia de la migra, dentro de la escuela, cerca de la escuela, en las paradas de autobús”.De acuerdo con Martínez, Moore indicó que sería suficiente con seguir la ley federal Derechos y Privacidad de Educación Familiar (FERPA por sus siglas en inglés).Esta ley protege la privacidad de los registros educativos de los estudiantes.

“Ella piensa que al seguir la ley de FERPA está claro… pero es sumamente importante que ella tome la sugerencia del entrenamiento a los directores. Dijo que seguiríamos hablando. Esperamos que llame a la Alianza para la Justicia Educacional y que nos pregunte si tenemos propuestas concretas de cómo hacer eso”.

Otro punto de las demandas es que aclare que  ningún policía de recurso tiene permitido u está obligado a colaborar con ICE en caso llegue a una escuela.

Al respecto, Moore Quiroz que contestó que le había aclarado a los directores .y oficiales de recursos para que no ejerzan el papel de enforzar las leyes de inmigración.

Otra petición estuvo orientada en proveer entrenamiento profesional a los directores de las escuelas para que puedan diferenciar entre la ley criminal y la ley de inmigración y la diferencia que hay entre una orden de cateo o arresto criminal o de inmigración“Muchas órdenes de inmigración no son firmadas por un juez de inmigración, sino en la mayoría de los casos por agentes comunes y corrientes”, explicó Martínez.

Los asistentes le pidieron a Moore una nueva reunión la cual podría concretarse antes que culmine el año escolar.Esta no es la primera vez que Alianza para la Justicia Educacional, solicita que se cambien las políticas para proteger a los estudiantes inmigrantes y a sus familias.

En marzo de este año, pidieron a la Junta de Educación del Condado Wake apruebe una resolución  y pongan en práctica políticas que frustre cualquier intento de Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de realizar arrestos en los centros educativos.  Esta misma petición había sido formulada en 2017.

El Sistema Escolar de Wake es el segundo más grande Carolin del Norte. Sus 191 escuelas albergan a 160,471 alumnos inscritos para el año escolar 2018-2019. De esta cifra 29,031 son de origen hispano/latino.

DEMANDAS PARA PROTEGER  A ALUMNOS DE ICE

1 – Garantía de que WCPSS seguiría la “Ley de Derechos y Privacidad de Educación Familiar de 1974 (FERPA)” que requiere que las escuelas retengan información que pueda identificar a los estudiantes ante terceros, incluidos los funcionarios de ICE. FERPA también prohíbe que las escuelas divulguen información de identificación personal de un estudiante sin el consentimiento de los padres o una citación.

2 – Establezca protocolos claros y capacitación para que los administradores y maestros sigan si un funcionario de inmigración le pide a una escuela información de los estudiantes o acceso a los registros de los estudiantes. Algunos de los protocolos y la capacitación podrían incluir:
• Brinde instrucciones claras a los administradores escolares para que remitan a los funcionarios de inmigración a la Oficina del Superintendente o cree una oficina legal que maneje este tipo de solicitud de manera adecuada.

• La oficina del Superintendente solicita la mayoría de las credenciales del agente y pregunta por qué él / ella / ellos solicitan acceso a la información. El Superintendente también debe preguntar por qué la agencia no está siguiendo su propia política de no llevar a cabo acciones de cumplimiento en la propiedad escolar, que se consideran ubicaciones sensibles.

• Tenga carteles con la ley de inmigración relevante que incluya (Memo de ubicación sensible de ICE, las órdenes de ICE no son órdenes judiciales válidas que cumplan con los estándares de la 4ta enmienda, la ley de inmigración no es ley penal, y las órdenes de ICE no están firmadas por un juez de inmigración la mayoría de las veces o un magistrado).

• Los administradores escolares deben estar capacitados en la diferencia entre una “orden administrativa” y una “orden judicial firmada por un juez de inmigración”.
Prohibir que el oficial de recursos escolares colabore con ICE cuando ICE se muestre a las escuelas para llevar a cabo órdenes de expulsión.

• Los estudiantes tienen derecho contra la autoincriminación y no se les puede exigir que proporcionen ninguna información que establezca su estado de residencia u origen nacional y que nunca sean interrogados sin la presencia física de sus padres.

3 – WCPSS implementa la mayoría de un programa de enlace con los padres para que el personal de la escuela (preferiblemente personal multilingüe) pueda construir relaciones de manera efectiva, proporcionar recursos para familias indocumentadas y conectarlos con organizaciones comunitarias y otras organizaciones que brindan apoyo legal.

4 – Comprométase a asistir a esta reunión con la comunidad inmigrante de manera regular dos veces o al menos una vez al año.

 

Foto: Cortesía Alianza para la Justicia Educacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *