Raleigh.- Tres semanas después del colapso de un puente peatonal en construcción en el campus norte del Colegio Comunitario Wake Tech, los cuatro trabajadores lastimados en el accidente se recuperan lentamente de sus heridas.

Omar López, quien sufrió fracturas en la columna vertebral y las costillas, es el único que aún continúa internado en el hospital Wake Med, pero se recupera progresivamente.

“Me estoy recuperando lentamente pero bien, estamos avanzando de a poquitos”, dijo López a Qué Pasa desde el hospital. “Ya puedo caminar un poco”.

López dijo que aún siente mucho dolor en la espalda y que le cuesta mantenerse en pie pero que los médicos le han dicho que podría ser dado de alta en una semana más si continúa evolucionando bien de sus lesiones.

Los otros tres trabajadores heridos en el accidente, Carlos Chávez, César Vargas y José Hernández, también se recuperan lentamente en sus hogares.

Chávez, que se fracturó el pie derecho, esperaba ser operado esta semana luego de que cediera la inflamación, informó a Qué Pasa su esposa, Doris Candela.
Vargas, quien milagrosamente no se fracturó ningún hueso pese a la caída desde una altura de 40 pies, dijo que el dolor que lo ha tenido postrado en una cama recién ha comenzado a ceder.

Su esposa, Marlene Fuentes, indicó que gracias a la ayuda de una terapista, Vargas ha comenzado a caminar un poco aunque todavía siente mucho dolor.

Hernández, que se lesionó el cuello y lleva un collarín para mantener la zona inmovilizada, sí puede caminar y hacer su vida con cierta normalidad pero todavía no puede hacer esfuerzo ni mucho menos trabajar.

Los cuatro obreros aún evaluaban qué acciones tomar contra las compañías constructoras involucradas en el accidente, Skanska USA, a cargo de las obras, y las subcontratistas Central Concrete y J.O. Concrete Services que los emplearon para trabajar en el puente.

En el accidente perdió la vida un quinto obrero, José Luis Rosales Navas.

Su esposa, Sonia López, dijo a Qué Pasa que estaba muy agradecida por la ayuda recibida pero declinó hablar sobre si tomaría acciones legales por la muerte del padre de sus tres hijos.

“Agradezco infinitamente a todas las personas que me ayudaron moralmente y a las que dieron sus donaciones. Que Dios los bendiga con más porque sé que lo hicieron de corazón”, declaró López a Qué Pasa.

El accidente laboral está siendo investigado por el Departamento de Trabajo de Carolina del Norte.

“No podemos revelar ningún detalle sobre nuestros hallazgos hasta que emitamos citaciones si es que encontramos violaciones a los estándares de salud y seguridad”, declaró al respecto Neal O’Briant, vocedro del Departamento de Trabajo.

 

NOTAS RELACIONADAS